Un grupo afroamericano por los derechos civiles apoya el matrimonio gay en EEUU

La NAACP se muestra a favor de una cuestión que ha dividido durante décadas a la comunidad afroamericana

El presidente Barack Obama y el reverndo Jesse Jackson durante las elecciones de 2008.
El presidente Barack Obama y el reverndo Jesse Jackson durante las elecciones de 2008.CHARLES REX ARBOGAS (AP)

Una de las mayores organizaciones en defensa de los derechos civiles de Estados Unidos aprobó este fin de semana una resolución en respaldo al matrimonio homosexual. La decisión, aprobada de manera unánime, respalda las declaraciones del presidente Barack Obama, que hace dos semanas se pronunció en defensa de los derechos de los homosexuales.

La Asociación Nacional para el Avance de las Personas de Color (NAACP, por sus siglas en inglés), fue fundada en 1909 para defender la igualdad de todos los ciudadanos ante la justicia, los derechos de los trabajadores, el acceso a la educación y la sanidad, así como el rechazo a la discriminación contra los afroamericanos. A pesar de que en varias ocasiones se había pronunciado a favor de la igualdad de los homosexuales, esta nueva resolución es la más avanzada que haya hecho la organización en cuanto al matrimonio entre personas del mismo sexo.

"El matrimonio civil es un derecho civil y un asunto de leyes civiles. El apoyo de la NAACP a la igualdad de derecho al matrimonio está profundamente arraigado en la Enmienda Catorce a la Constitución de los Estados Unidos y la igualdad de protección de todos los ciudadanos", afirmó Benjamin Todd, presidente de la NAACP, en un comunicado de la organización.

La organización ha destacado que basa su resolución en la igualdad de derechos y "la libertad religiosa de todos los ciudadanos, tal y como protege la Primera Enmienda" de la Constitución estadounidense.

La resolución de la NAACP constituye también un importante respaldo al presidente Obama, después de que declarara durante una entrevista en televisión que "las parejas entre personas del mismo sexo deberían poder casarse", su mayor apoyo al matrimonio homosexual hasta la fecha. El gesto del presidente, recibido positivamente entre las organizaciones de derechos civiles, mostró también la división que este asunto despierta en la comunidad religiosa y en la afroamericana, que ya ayudó a Obama a llegar a la Casa Blanca en 2008.

Las encuestas más recientes señalan que el 49% de los afroamericanos rechazan el matrimonio entre personas del mismo sexo, mientras que otro 39% sí lo apoya, según los datos del Centro Pew de Investigación. En el caso de la población blanca, el apoyo es del 47% frente a un rechazo del 43%.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

El reverendo Jesse Jackson, activista por los derechos civiles y uno de los líderes afroamericanos más importantes de EE UU, comparó -en declaraciones a Los Angeles Times- la lucha por el matrimonio homosexual con la que se libró para abolir la esclavitud. Jackson analizó también este lunes, durante una entrevista en la cadena MSNBC, las consecuencias de la decisión de Obama de cara a las elecciones de noviembre, así como el rechazo que pueda encontrar entre los votantes afroamericanos de mayor edad.

"La igualdad bajo la ley no es una cuestión de fe, es una cuestión de leyes", afirmó el reverendo Jackson. "Vivimos con nuestras creencias, pero sean cuales sean, vivimos bajo la ley. Así que, dentro de la igualdad que protegen las leyes, nadie puede discriminar en tu contra en función de tu raza, tu género o tu orientación sexual".

La NAACP ha estado vinculada a la lucha por el derecho civil al matrimonio desde que varios Estados norteamericanos prohibieran las uniones entre personas de diferente raza. Aquella prohibición sería eliminada en 1967, cuando el Tribunal Supremo declaró -en el histórico caso Loving contra Virginia- que tales leyes eran inconstitucionales. Desde entonces, la organización se ha manifestado en otras ocasiones en contra de la discriminación contra gais y lesbianas, la Ley de Defensa del Matrimonio -que desde 1996 prohíbe a nivel federal los matrimonios entre personas del mismo sexo- y la Proposición 8, que estableció la misma prohibición en California en 2008.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS