Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Irán ejecuta al condenado por el asesinato de un científico nuclear

La justicia sentenció a Mayid Jamali Fashi como "espía del Mosad" (servicio secreto israelí) y autor de la muerte de Masud Ali Mohamadi, uno de los principales expertos atómicos

Las autoridades de Irán han ejecutado hoy a Mayid Jamali Fashi, condenado por actividades de espionaje para Israel y por el asesinato en 2010 de Masud Ali Mohamadi, uno de los principales expertos del programa nuclear iraní, informó la agencia oficial, IRNA. Según la agencia, que cita una fuente de la Fiscalía de Teherán, "Mayid Jamali Fashi, espía del Mosad (servicio secreto israelí) y la persona que asesinó a nuestro científico nuclear Masud Ali Mohamadi, ha sido ahorcado este martes por la mañana".

En la nota, la agencia iraní explica que Fashi entró en contacto fuera de Irán con el Mosad, con cuyos agentes mantuvo varias reuniones, y que visitó Israel para recibir "formación militar y terrorista". Agrega, asimismo, que de regreso en Irán, Fashi preparó los planes para el asesinato de Mohamadi, que llevó a cabo utilizando una motocicleta-bomba que, al parecer colocó y accionó por control remoto frente a la casa del científico, en el norte de Teherán.

El pasado 28 de agosto, el portavoz judicial Golamhosein Moseni Ejei, anunció que Fashi había sido condenado a muerte tras ser encontrado culpable del asesinato de Mohamadi.

Ejei explicó que un tribunal religioso de Teherán ha dictado la pena de muerte al encontrar a Fashi culpable de "luchar contra Dios", "corrupción de raíz" y de atacar a la República Islámica, delitos contemplados en la legislación musulmana iraní.

Fashi era el principal acusado del atentado contra Mohamadi, ocurrido el 12 de enero de 2010, por el que, según la acusación, "había cobrado 120.000 dólares".

Las autoridades iraníes han acusado al Mosad israelí y a la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos del asesinato de cuatro científicos relacionados con el programa nuclear iraní, que esos países sospechan que tiene fines armamentistas, lo que Teherán niega y afirma que es exclusivamente civil y pacífico.