Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Obama aplasta a Romney en la guerra de los anuncios de campaña

Romney compite contra los cuatro años de experiencia en estrategias online del presidente

Fotograma del nuevo vídeo de campaña de Obama, en el que ataca a Romney por destruir empleos en el sector privado.
Fotograma del nuevo vídeo de campaña de Obama, en el que ataca a Romney por destruir empleos en el sector privado.

La campaña electoral de Barack Obama ha estrenado un nuevo anuncio para atacar a su rival, el candidato republicano Mitt Romney, en una nueva demostración de su capacidad de iniciativa a través de Internet. La economía de Romney es la última entrega de un total de más de 200 vídeos en los que los responsables de la campaña de Obama intentan liderar el debate electoral de aquí a noviembre, ajustándose a veces a la actualidad y, en otras, adelantándose a ella.

Después de dominar los ciclos informativos de la semana pasada gracias a las históricas declaraciones del presidente en apoyo al matrimonio entre personas del mismo sexo, la campaña de Obama ha decidido adentrarse esta semana en el terreno de la economía. El anuncio estrenado este lunes -una versión corta se emitirá en televisión en varios Estados clave en las próximas elecciones y otra más larga será destinada a Internet-, ataca a Mitt Romney por su pasado en el sector privado, intentando asociarle con una imagen de empresario más preocupado por los ingresos y beneficios de la compañía que con la situación de sus trabajadores.

“Al publicar este vídeo tan pronto, el equipo de Obama demuestra que quiere definir a Romney ahora, cuando su imagen entre la opinión pública todavía es bastante confusa, en vez de esperar a que las posturas se radicalicen en el otoño”, afirma el veterano periodista y analista de medios Howard Kurtz, ahora director de The Daily Beast en Washington.

Y para hacer ese retrato, el equipo de Obama -que se apoya en varias consultoras de marketing a través de Internet, así como en asesores del presidente- tira de la experiencia conseguida durante las elecciones de 2008, cuando ya demostró que podía cimentar su campaña a través de Internet. En solo dos meses, Obama ha publicado 215 vídeos -con más de 185 millones de visitas-, entre los que se encuentra un documental sobre sus primeros tres años en la Casa Blanca - El camino recorrido, narrado por Tom Hanks-, Nuestra historia, sobre el camino a la presidencia, que comenzó en 2007; Adelante, con la presentación de su nuevo eslogan, y una serie de anuncios independientes de la campaña Latinos por Obama o a favor de las ayudas para estudiantes ahogados por la deuda.

En esta ocasión, por primera vez, ataca directamente a Romney para retratarle como un empresario sin escrúpulos, recuperando la experiencia del candidato en la compañía Bain Capital -como ya hicieran otros rivales durante las primarias republicanas- y denunciando algunas de sus maniobras, que dieron “beneficios a un puñado de inversores pero fueron a veces devastadoras para las comunidades locales”, según el anuncio.

Obama ataca directamente a Romney para retratarle como un empresario sin escrúpulos

Romney, presidente de Bain Capital entre 1984 y 1999, lideró la estrategia de compra de empresas para sanearlas y poder venderlas después. Sus asesores siempre han defendido que durante aquellos 15 años creó 100.000 puestos de trabajo. Sin embargo, la campaña de Obama ha decidido recuperar la historia de algunos de los empleados de aquellas empresas, en este caso, GST Steel: “Vemos a Mitt Romney como un destructor de empleo”, dice uno de los trabajadores afectados. “Bain Capital se marchó con un montón de dinero que sacaron de esta planta”. Otro de ellos alega que “Romney destruyó miles de carreras profesionales, miles de vidas”.

En Romneyeconomics.com se defiende además que la compra de otra empresa acabó con el despido de 3000 trabajadores mientras que Romney y sus socios obtuvieron unos beneficios de 250 millones de dólares (unos 195 millones de euros).

La campaña del aspirante republicano, sin embargo, celebra que su contrincante haga mención de temas económicos, donde Romney tiene más posibilidades de criticar el historial de Obama, y le contesta por el método tradicional -declaraciones y mensajes oficiales-, y el que marcará esta campaña: más vídeos.

“Damos la bienvenida a este intento de la campaña de Obama para volver a hablar de trabajo y debatir sobre su historial fallido”, afirma el equipo de Romney este lunes en un comunicado, donde se insiste que el candidato “ayudó a crear más puestos de trabajo durante su experiencia en el sector privado y como gobernador de Massachusetts que el presidente Obama en todo el país”.

Romney no necesitará hacer declaraciones este lunes para contestar a Obama. De ello se encarga Silencio, un vídeo lanzado hace una semana -la campaña ya ha emitido 128 anuncios online, con casi siete millones de visitas-. “La creación de empleo no se ha producido lo suficientemente rápido como para superar la Gran Recesión”, “Más de 340.000 trabajadores han abandonado la búsqueda de empleo”, “Esta es la economía de Obama. No funciona”, dice el vídeo. En él, Obama solo aparece en una ocasión, y afirma que “No se trata de cómo estamos hoy, sino de cómo nos encontraremos mañana”. Inmediatamente después aparece un mensaje en pantalla “Hoy, millones de americanos están sufriendo en silencio”.

La campaña del candidato republicano también ha intentado ganar terreno intentando, a través de otro vídeo, que la economía se mantenga en el centro del debate electoral a lo largo del verano. En la serie de anuncios online Broken Promises (Promesas Rotas) diferentes vídeos publicados desde mediados de abril enfrentan a Obama con las promesas electorales de 2008, la creación de empleo, el gasto público, su plan energético, la situación de los jóvenes o los hispanos.

Pero Obama también estaba preparado. Cada una de las diferentes sedes de la campaña en todo el país tiene presencia independiente en Facebook, cuenta con un potente historial en las redes sociales desde 2008, su página web oficial cuenta con un canal de YouTube -la de Romney también-, ha personalizado la retransmisión en directo de sus actos de campaña a través de Live Stream y en los próximos días presentará Dashboard, una plataforma que conectará a todos los voluntarios, donantes y participantes en cualquiera de sus actos de campaña.