Continúa la represión en Siria pese a la aceptación del plan de paz

La ONU denuncia que el régimen ataca niños de de forma "deliberada y sistemática" Los opositores piden declarar ciudad siria de Saraqeb como "zona de desastre"

Niños sirios son trasladados hoy al nuevo campo de refugiados en Kilis, Turquía.
Niños sirios son trasladados hoy al nuevo campo de refugiados en Kilis, Turquía. ADEM ALTAN (AFP)

Las fuerzas del régimen sirio continuaban hoy su ofensiva contra los rebeldes a pesar de la aquiescencia del presidente Bachar el Asad al plan de paz que pide la retirada del Ejército de las calles sirias, según han denunciado hoy activistas de la oposición. Se podían escuchar disparos de artillería en pueblos de la provincia de Deraa, en el sur, y en la región de Hama, en el norte, así como en Homs, que ayer recibió la visita de El Asad, quien recorrió las calles del devastado y solitario barrio de Bab Amro, informa el Observatorio Sirio de derechos Humanos.

Asimismo, los grupos opositores sirios han pedido hoy que se declare la ciudad de Saraqeb, en el norte del país, como "zona de desastre" tras la ofensiva militar que ha causado la muerte de cuarenta personas y la huida del 70 % de sus habitantes en los últimos días.  La red de activistas Comités de Coordinación Local ha solicitado en un comunicado la entrada urgente a la localidad de la Cruz Roja y otras organizaciones humanitarias para tratar a los heridos y enterrar a los muertos.

Más información
Los Hermanos Musulmanes de Siria proponen un pacto nacional
El enviado internacional de la ONU dice que Siria acepta un plan de paz
Toda la actualidad de Siria

El moderado optimismo que generó la aceptación del plan de paz gestionado por el enviado de la ONU y la Liga Árabe Kofi Annan, -que deberá informar al Consejo de Seguridad tan pronto como el lunes- se ha visto opacado también por las denuncias del organismo de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, que aseguran que las fuerzas del régimen atacan a niños de forma "deliberada y sistemática".

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay, ha afirmado en una entrevista con la BBC que "cientos de niños han sido detenidos y torturados. Es horrible. Niños a los que han disparado en las rodillas, detenidos junto a adultos en condiciones realmente inhumanas, a los que se les niega la atención médica, retenidos como rehenes o como fuentes de información".

Pillay ha pedido al presidente sirio que ponga fin a la detención y la muerte de civiles emitiendo una orden. "El presidente El Asad podría, sencillamente, dar la orden de que se detengan las matanzas, y las matanzas acabarían".

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

A la pregunta de si El Asad es responsable de los abusos, la Alta Comisionada ha respondido que "esa es la situación legal". "Hay pruebas suficientes que apuntan al hecho de que muchos de esos actos han sido cometidos por las fuerzas de seguridad y que deben haber sido aprobados al más alto nivel o que al menos hay una complicidad".

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS