Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL DESAFÍO IRANÍ

Irán niega el acceso a una de sus bases militares a la delegación del OIEA

Teherán niega el acceso a una base militar a los enviados del Organismo de Energía Atómica

Irán ha negado el acceso a una de sus bases militares a la delegación del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) que llegó la madrugada del lunes a Teherán para una misión especial de dos días, con el objetivo de completar la investigación que iniciaron a finales de enero. La OIEA expresó en un comunicado su decepción por la falta de avances en la negociación con Irán sobre los puntos pendientes de la investigación sobre su programa nuclear.

“La delegación de la agencia pidió el acceso a la base militar de Parchin. Irán no dio el permiso para la visita”, se lee en el comunicado. El acceso a la base era uno de los objetivos de la misión de la OIEA. Allí se sospecha que existe una instalación subterránea secreta en la que se habrían hecho pruebas con explosivos de alta intensidad para cabezas nucleares. Las autoridades iraníes lo niegan rotundamente. Los inspectores de la OIEA visitaron el lugar en 2005, pero solo obtuvieron acceso a una de las cuatro zonas que les interesaban.

El director general del OIEA, Yukiya Amano, es citado en la nota, en la que afirma que "es decepcionante que Irán no haya aceptado nuestra petición de visitar Parchin durante la primera o segunda visita [a la República Islámica]", informa Efe. "Nosotros negociamos con espíritu constructivo, pero no se alcanzó acuerdo alguno", concluye el japonés, quien tiene previsto emitir esta misma semana su más reciente informe sobre la investigación del programa nuclear de Irán.

El aparente fracaso de la misión puede añadir otro elemento de tensión en las relaciones entre Irán y las potencias occidentales, que han endurecido las sanciones económicas contra Teherán. La UE aprobó en enero un bloqueo de las importaciones de petróleo iraní a partir del próximo 1 de julio. En lo que pareció una represalia por estas medidas, Irán cortó la semana pasada el suministro de crudo a compañías de Francia y Reino Unido. En medio de las especulaciones sobre una acción militar de Israel contra las instalaciones iraníes, este martes Irán advirtió de la posibilidad un ataque preventivo. El vicecomandante de las Fuerzas Armadas iraníes para el Desarrollo Logístico e Industrial, Mohamad Heyazi, dijo a la agencia local Fars que, “si peligran los intereses nacionales”, Teherán “actuará sin esperar a una acción del enemigo”.

La nota de la OIEA agrega que los expertos “hicieron intensivos esfuerzos” para acordar un documento que clarifique “asuntos no resueltos en relación con el programa nuclear iraní, en particular aquellos relacionados con posibles dimensiones militares”. “Desafortunadamente, no se ha llegado a ningún acuerdo sobre este documento”, señala el comunicado, publicado en la página web de la agencia nuclear.

El director general de la OIEA, Yukiya Amano, es citado en el comunicado, en el que afirma que “es decepcionante que Irán no haya aceptado nuestra petición de visitar Parchin durante la primera o segunda visita (a la República Islámica)”. “Nosotros negociamos con espíritu constructivo, pero no se alcanzó acuerdo alguno”, concluye el japonés, quien tiene previsto emitir esta semana un nuevo informe sobre el programa nuclear iraní.

En su último informe, publicado en noviembre pasado y considerado como el más duro con Irán después de nueve años de investigaciones, Amano dijo que dispone de informaciones “creíbles” que indican que Teherán está trabajando en un programa nuclear militar. Estas informaciones provendrían de los servicios secretos de una decena de países.