Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los bahianos recuperan la calle tras 12 días de huelga policial

Un grupo de irreductibles, que las autoridades cifran en un 15% del total de efectivos, deciden poner fin al paro

Soldados patrullaban ayer las playas de Salvador de Bahia, en medio de la huelga de policías.
Soldados patrullaban ayer las playas de Salvador de Bahia, en medio de la huelga de policías. EFE

Las calles más bulliciosas de Salvador de Bahía empiezan a recuperar su cara habitual, después de 12 días de huelga de la Policía Militar. El último grupo de irreductibles, que las autoridades cifran en un 15% del total de efectivos, han votado este sábado poner fin al paro y la imagen que ofrece la capital bahiana y la mayoría de municipios de este Estado es de una progresiva vuelta a la normalidad.

Bares y restaurantes de zonas de Salvador como la Barra, Largo da Dinha o Rio Vermelho, estaban anoche repletos, en un ambiente festivo. La población ha recuperado la calle y el temor de días anteriores parece haberse desvanecido. Probablemente, más por la proximidad de las fiestas de Carnaval, que empiezan el jueves próximo, que por las declaraciones de las autoridades que, unilateralmente, han dado por terminado el paro.

Al caer la noche es ostensible todavía la presencia de camiones del Ejército y grupos de soldados armados que recorren las calles, en un intento de compensar la falta de patrullas policiales. Aparte de las más de 150 muertes violentas durante los días de huelga y las pérdidas económicas, el conflicto deja otras huellas, que tienen que ver con la seguridad pública y la estructura de la Policía Militar.

Está abierto el debate sobre la desmilitarización de este cuerpo y su unificación, actualmente en discusión en el Parlamento, así como las condiciones salariales, que los huelguistas pretendían igualar en todo el país.

A la espera de qué ocurre con la minoría que proclama que el paro continúa, está por resolver la situación de los cabecillas del movimiento detenidos, Marco Prisco, Antonio Angelini y otros dos, actualmente en prisión.

La Justicia dictó 12 órdenes de captura (ocho siguen en paradero desconocido) bajo acusación de robo, formación de banda armada, amenazas, uso ilegal de armas e incitación a delinquir. El viernes fueron detenidos otros dos miembros de la Policía Militar, que están acusados de la matanza de cinco indigentes en Boca do Rio, el pasado 3 de febrero, en plena huelga policial.