_
_
_
_

Obama amplía las sanciones contra Irán

El presidente detalla parte de las sanciones que ratificó en una ley en diciembre Se congela los fondos del Gobierno iraní bajo jurisdicción norteamericana

El presidente estadounidense, Barack Obama, pronuncia un discurso durante su visita a una estación de bomberos en Arlington el viernes.
El presidente estadounidense, Barack Obama, pronuncia un discurso durante su visita a una estación de bomberos en Arlington el viernes.RON SACHS/POOL (EFE)

El presidente Barack Obama ha firmado un decreto por el cual Estados Unidos impone una serie de sanciones contra Irán y su sistema bancario, con el fin de acentuar su aislamiento internacional del régimen y como represalia por sus avances en materia nuclear. La Casa Blanca anunció la entrada en vigor de esas medidas este lunes.

“He determinado que son necesarias sanciones adicionales, particularmente a la luz de las prácticas engañosas del Banco Central de Irán y otros bancos iraníes para ocultar transacciones de las partes ahora sancionadas y las deficiencias en los controles del gobierno de Irán contra el blanqueo de dinero”, dijo el presidente en un comunicado enviado al Congreso.

Las sanciones las autorizó en realidad Obama el 31 de diciembre, al ratificar un paquete de medidas mucho mayor, como apéndice en una ley de presupuestos de defensa, en la que además permitió la detención y custodia indefinidas de sospechosos de terrorismo por parte de las fuerzas armadas norteamericanas. Aquella norma le ofrecía a Obama la potestad de concretar las sanciones, algo que ahora ha hecho en parte.

Las sanciones llegan en un momento de máxima tensión entre Israel, aliado de EE UU, e Irán por el programa nuclear de este último. El régimen de los ayatolás dice que su enriquecimiento de uranio será para fines civiles, pero Washington mantiene que obedece a la intención de Teherán de convertirse en una potencia nuclear.

Las nuevas sanciones de la Casa Blanca bloquean cualquier propiedad o fondo del Gobierno, el Banco Central y las instituciones financieras de Irán dentro de jurisdicción norteamericana. Aun le queda a Obama concretar otra tanda de sanciones, las que penalizarán a aquellas instituciones públicas o privadas que hagan negocios con Irán, lo que supondrá la asfixia del régimen, que se nutre principalmente de la venta de crudo. La Casa Blanca tiene aun cinco meses para concretarlas.

La semana pasada, el Comité de Finanzas del Senado aprobó una nueva tanda de penalizaciones contra Irán. Esas nuevas medidas, que aun deben ser votadas por el Congreso en pleno, impondrían sanciones contra la Guardia Revolucionaria de Irán; exigiría a las empresas que tomen parte en la bolsa de EE UU que revelen al Gobierno cualquier negocio con Irán, y ampliaría las penalizaciones contra las compañías de explotación de uranio que cooperen con el régimen de ese país.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

 

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_