México investiga a tres exgobernadores de Tamaulipas

El Gobierno de Calderón no ha informado el por qué ha centrado su atención en los políticos, todos ellos partidarios del PRI

El Gobierno mexicano ha iniciado una investigación a tres exgobernadores de Tamaulipas, estado que siempre ha estado bajo el logotipo del Partido Revolucionario Institucional (PRI). Manuel Cavazos Lerma, Tomás Yarrington y Eugenio Hernández son investigados por la Procuraduría General de la República (PGR), según confirmó la medianoche del lunes esa fiscalía, después  de toda una jornada de rumores y versiones sobre el alcance de la inédita indagatoria y las motivaciones de la misma.

Oficialmente, lo que se sabe es que la PGR ha solicitado a la Secretaría (Ministerio) de Comunicaciones y Transportes (SCT), que vigila los aeropuertos, que le entregue “información sobre registros de entrada y salida del país de distintos ciudadanos. Pero el comunicado de la fiscalía no menciona el nombre de los ex gobernadores de ese estado del noreste mexicano, ni el de nadie más. Se trata, según diversos informes, de un total de 46 personas, entre las que están los exgobernadores, algunos de sus familiares y de sus excolaboradores. Pero el comunicado de la fiscalía no menciona ni el nombre de quienes, entre los tres, gobernaron esa entidad del noreste mexicano durante 18 años.

La noticia de la pesquisa llega en plena etapa preelectoral, y cuando uno de los investigados -Cavazos Lerma- se ha registrado para competir por un escaño en el Senado. “Aquí estamos, aquí seguimos, el que nada debe nada teme”, dijo Cavazos Lerma a este reportero la noche del lunes, antes de que la PGR oficializara la investigación. “Esperamos que no se estén utilizando instrumentos del Estado, como el aparato de procuración de justicia, con propósitos políticos o electorales”, agregó quien gobernó Tamaulipas del 5 de febrero de 1993 al mismo de día de 1999.

La información de que el Gobierno panista de Felipe Calderón iba tras exgobernadores priístas no sorprendió a la opinión pública, que durante meses ha sabido extraoficialmente que había indagatorias en contra de conspicuos priístas. De tiempo atrás se hablaba además que algunos de ellos habían sido recientemente marginados de puestos en el partido o incluso de candidaturas porque su visibilidad sería contraproducente de concretarse las acusaciones.

La PGR tuvo que salir a confirmar la investigación después de que durante todo el lunes se supo por medios periodísticos que los tres exgobernantes priístas eran objeto de una pesquisa judicial que incluía una alerta migratoria para impedir que esos exfuncionarios salieran del país. Más de 16 horas después de la primera versión periodística sobre la investigación, la fiscalía aclaró que tal alerta sí existió pero que se trató de un error del comandante del aeropuerto de Tampico, y que ese funcionario que “se extralimitó en sus funciones, por lo que la SCT ha procedido de manera inmediata a separarlo de su cargo y ha solicitado el inicio de una investigación”.

Sin embargo, versiones periodísticas abundan, con referencias específicas, en que la PGR sí solicitó que se impida viajar al extranjero a las 46 personas investigadas. Y más aún, la fiscalía no explicó el motivo de la investigación sobre los exgobernadores del Estado, con lo cual solo alimentó el escándalo.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

El PRI calificó la tarde del lunes como “intachable” a Cavazos Lerma, y hasta la mañana del martes (hora mexicana) no había reaccionado con contundencia a la información sobre el proceso judicial a tres de sus prominente miembros. Cavazos Lerma dijo que se trata de parte de la “guerra sucia” que su partido ya esperaba para el proceso electoral en curso, en el que además de la presidencia se renovarán el Senado, la Cámara de Diputados y siete gobernaciones. “Esto (que se revelen supuestas indagatorias antes de las elecciones) ya no nos extraña. Nos pasó en Jalisco en 2006, en el proceso electoral federal de 2009, en la elección de gobernador de Guerrero en enero de 2011. Y en Michoacán”, recordó Cavazos con voz tranquila.

Tamaulipas es un Estado que ha sido martirizado por la pugna entre el cartel del Golfo y el de Los Zetas. Estos últimos han ganado dominio en esa entidad. Hoy gobierna ahí, en medio de una burbuja de escoltas propia de Irak, Egidio Torre Cantú, que se convirtió en candidato unos días antes de la elección y luego de que el 28 de junio de 2010 asesinaran al candidato original: su hermano Rodolfo Torre Cantú, cuando el gobernador era Eugenio Hernández, quien este lunes informó que solo espera que la investigación que se le realiza sea imparcial, mientras que Tomás Yarrington no se había pronunciado sobre las pesquisas.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS