Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere un periodista de la televisión francesa en Siria

Gilles Jacquier, invitado por el Gobierno sirio, falleció durante una explosión en la ciudad de Homs, en la que también perdieron la vida otras seis personas

Foto de archivo de Gilles Jacquier, periodista de France 2 que ha muerto hoy tras una explosión, junto a otras siete personas.
Foto de archivo de Gilles Jacquier, periodista de France 2 que ha muerto hoy tras una explosión, junto a otras siete personas. AFP

Gilles Jacquier, un periodista francés de la televisión France 2, ha muerto hoy en Homs mientras hacía un reportaje junto a otros informadores extranjeros en esa ciudad situada en el centro de Siria, uno de los focos de la revuelta popular contra el régimen del presidente Bachar el Asad.

Según informan France 2 y la agencia AFP, el premiado reportero televisivo ha muerto a consecuencia de las heridas causadas por una explosión, supuestamente de un obús que ha caído sobre un grupo de periodistas que se encontraban trabajando en un barrio del centro de la ciudad. El ministro de Asuntos Exteriores francés, Alain Juppé, ha pedido que se haga “toda la luz” posible sobre la muerte del periodista. "Exigimos una investigación que explique claramente las circunstancias de esta tragedia ocurrida hoy en Homs", ha dicho el ministro en un comunicado. El presidente Nicolás Sarkozy también ha urgido al Gobierno de El Asad que esclarezca los hechos. "Jacquier solo hacía su trabajo de periodista cubriendo los acontecimientos violentos que se producen actualmente en Siria debido a la represión inaceptable ejercida por el régimen contra la población'.

En el incidente se han producido además varios heridos, según han confirmado testigos presenciales, entre ellos un enviado de nacionalidad belga que habría sufrido heridas en un ojo. Ian Black, reportero del diario británico The Guardian, que también estaba en el grupo, ha confirmado que el compañero herido es de origen belga. Hay varias versiones sobre el suceso: que fue una explosión de obus o de mortero, que fue durante un tiroteo durante una marcha a favor del régimen de El Asad. Black ha contado que eran dos grupos de periodistas que estaban haciendo un recorrido por la ciudad.

La agencia AFP, por su parte, cita a un periodista que también formaba parte de la comitiva, Jens Franssen de la televisión belga VTR, que contó: "Unos minutos antes del accidente, se produjo un manifestación pro Asad de algunos jóvenes. A unos cien metros de distancia hubo una explosión de una granada. Todo el mundo empezó a correr y, con algunos periodistas, nos metimos en un edificio. En el momento en que entré, estalló una segunda granada. Luego hubo más explosiones, tres o cuatro en total", contó Franssen. "Fue un caos. La gente gritaba. Había sangre en el suelo. Nadie sabía lo que estaba sucediendo. Entré en un apartamento, había un colega holandés que parecía herido, pero después, parece que se ha ido. Unos minutos más tarde bajamos y en el hueco de la escalera vi a un colega francés de France 2 muerto ", agregó.

El grupo de periodistas había llegado a Homs en un viaje organizado por el régimen sirio, que ha limitado los desplazamientos de los medios extranjeros en el país.

En el ataque, de origen desconocido, han muerto siete personas en total, seis de ellos sirios, según el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH), y habría además una veintena de heridos.

El ministerio de Información sirio ha informado de que estaba al corriente de un incidente sucedido a periodistas extranjeros pero ha añadido que no tenía más detalles.

Homs es uno de los grandes epicentros de la insurrección civil contra el régimen de El Asad, cuya represión ha causado hasta ahora, según la ONU, más de 5.000 muertos

Jacquier trabajaba para el canal France 2 desde 1999 y anteriormente formó parte de la redacción de la también pública France 3, dedicada a la información regional. El cámara que acompañaba a Jacquier, Christophe Kenck, se encuentra herido, informó France 2.

Experto de conflictos, Jacquier había cubierto los de Irak, Afganistán, Kosovo u Oriente Medio.

Precisamente un reportaje sobre la segunda Intifada palestina le valió el premio Albert-Londres en 2003, junto con Bertrand Coq.