Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las movilizaciones en Chile hacen caer a Piñera en las encuestas

Un paro de mineros del cobre se suma a las protestas estudiantiles y ecologistas

Los trabajadores de la empresa estatal chilena Codelco, la mayor productora mundial de cobre, han realizan hoy un paro nacional de 24 horas de "advertencia" contra lo que consideran intentos encubiertos de privatización de la empresa por parte del Gobierno y en demanda de mayor participación en las decisiones de la compañía. La paralización de los mineros del cobre se suma a las movilizaciones de estudiantes y de ecologistas contra el Gobierno de derechas en las últimas semanas, que han derrumbado en las encuestas al presidente, Sebastián Piñera.

Un sondeo de la empresa Adimark, una de las encuestadoras más prestigiosas del país, mostró que el 60% de los entrevistados desaprueba la gestión de Piñera y solo un 31% la apoya, en la peor evaluación que ha tenido un presidente desde el regreso a la democracia en marzo de 1990. La cifra fue recibida con preocupación en la coalición gobernante, donde se discute la necesidad de cirugía en el Gabinete ministerial, mientras que en la oposición, el presidente del partido socialista, Osvaldo Andrade, resaltó que "Piñera tiene niveles de desaprobación más altos que el propio Pinochet. Hemos llegado un nivel brutal: Pinochet era más popular que Piñera".

En La Moneda, la ministra portavoz del Gobierno, Ena von Baer, admitió la bajada de la sintonía con los ciudadanos, pero, como la Concertación, que reúne a los partidos opositores de centroizquierda, también ha caído por debajo de su umbral histórico, sostuvo que se trata de un "descontento generalizado" con la "clase política en general".

Para frenar las movilizaciones de estudiantes de secundaria y universitarios, las más activas en las últimas semanas, el Gobierno propuso aumentar los recursos para la educación superior en el equivalente a 4.000 millones de dólares, un monto que La Moneda calificó como "histórico". Pero el movimiento estudiantil respondió con nuevo llamamiento a la paralización este jueves, por considerar que el modelo educacional instaurado en la dictadura requiere modificaciones de fondo. En cambio, los rectores de las universidades reconocieron un avance y retomaron el diálogo con el Gobierno.

El camino de las movilizaciones contra el Gobierno lo iniciaron este año los ecologistas, que marcharon en las calles contra la aprobación ambiental de cinco centrales hidroeléctricas en la Patagonia chilena. Al clima de protestas, que, según todo indica, es preparatorio de un paro nacional durante este año, se ha sumado hoy con sus propias reivindicaciones uno de los sindicatos más fuertes del país, los mineros de la estatal Codelco, que durante la dictadura de Pinochet efectuaron el primer llamamiento a una movilización masiva, en 1983.

Cerca de 16.000 trabajadores de planta y unos 30.000 contratistas externos se adhirieron al paro convocado por la Federación de Trabajadores del Cobre (FTC), el primero en 18 años, según informó esta organización, que reúne a algunos de los sindicatos más poderosos y con mayor tradición en el país. El ministro de Minería, Laurence Golborne, sostuvo que la movilización es "un paro ilegal que perjudica el país" y negó que haya intención de privatizar Codelco por parte de La Moneda.

La empresa estatal se encuentra en un plan de inversiones por valor de 17.500 millones de dólares entre 2011 y 2015 para ampliar algunas minas y reestructurar otras, lo que implicaría despidos. "Sin un cambio, Codelco solo va a empeorar", sostuvo el presidente ejecutivo de la empresa, Diego Hernández.

El presidente de la FTC, Raimundo Espinoza, afirmó que protestan contra el intento encubierto de privatizar la empresa, a través del endeudamiento de Codelco, y la "arrogancia y prepotencia" de la administración con los trabajadores. El dirigente criticó al ministro Golborne por estar solo preocupado por "los 33", en alusión a los mineros rescatados en 2010 desde el fondo de la mina San José, "para poder subir en las encuestas".

Espinoza afirmó que si el Gobierno toma alguna represalia contra los dirigentes o trabajadores, la paralización se transformará en indefinida. Según el dirigente, la adhesión de los trabajadores al movimiento llegó a casi al 100% en las minas de Andina, Chuquicamata, El Salvador, El Teniente, Gabriela Mistral, Radomiro Tomic y Ventanas.

La movilización de los mineros ha coincidido con la conmemoración del aniversario de 40 años desde que el presidente Salvador Allende nacionalizara las minas del cobre, en 1971. Cada día de paro en Codelco significa 41 millones de dólares de ingresos menos para el Estado.