Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El director del FMI logra que el juez revise hoy su permanencia en prisión

Strauss-Kahn pide la libertad bajo fianza con dispositivos de vigilancia electrónica

En un inesperado movimiento, los abogados de Dominique Strauss-Kahn han conseguido una nueva comparecencia hoy ante el juez para solicitar la libertad bajo una fianza de un millón de dólares y estrictas condiciones de vigilancia del sospechoso, lo que podría encontrar la aprobación de la fiscalía y conseguir que el director general del Fondo Monetario Internacional abandone la dura cárcel de Rikers Island, donde ya ha pasado tres noches.

No es una decisión fácil. El juez que vea esta nueva petición, diferente al que el lunes pasado optó por la prisión sin fianza por el riesgo de fuga del detenido, tendrá que encontrar razones poderosas para revertir el pronunciamiento de su colega. La defensa cree que hoy podrá aportarlas.

Strauss-Kahn, que ya ha entregado su pasaporte y un permiso de viaje especial emitido por Naciones Unidas para figuras destacadas de organizaciones internacionales, está ahora dispuesto a permanecer las 24 horas del día en la casa de su hija en Manhattan y a llevar adherido a su cuerpo un dispositivo electrónico que permita que sus movimientos sean seguidos por la policía. Igualmente ofrecerá presentarse a los responsables de su custodia cada vez que estos lo consideren necesario.

Con todos estos argumentos, unidos a la atractiva suma ofrecida y al hecho de que el famoso político francés carece de antecedentes penales, los abogados confían en que el nuevo juez aceptará poner en libertad a su cliente. Por supuesto, sigue actuando en desventaja de Strauss-Kahn, como señaló la juez que vio el caso por primera vez, el hecho de que este fuera detenido a bordo de un avión que estaba a punto de abandonar el país. También juega en contra su dinero, sus influencias y su poder que, desde el punto de vista de los administradores de justicia norteamericana, son factores que facilitan la huida. Igualmente puede ser tenida en cuenta la circunstancia de que Francia no tiene tratado de extradición con Estados Unidos.

La solicitud de esta nueva audiencia hace pensar, como estimaban ayer analistas legales de la cadena CNN, que los abogados han progresado en las negociaciones con los fiscales y han aceptado las condiciones que estos han puesto para la libertad. La defensa teme que, si Strauss-Kahn sigue en prisión en el momento de la sesión del gran jurado de mañana, es muy probable que continúe encarcelado después de que esa instancia decida, como se espera, que existe causa más que suficiente para procesarle.

El jefe del Fondo, fichado

La policía de Nueva York distribuyó ayer un documento que indica la situación penal de Dominique Strauss-Kahn en el que se informa de que ya se ha registrado el iris del detenido y se enumeran los delitos de los que se le acusa, incluidos los de acto sexual criminal.

Más información