Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desarticulada una célula de Al Qaeda en Alemania

El grupo, formado por tres individuos nacidos en Marruecos, tenían previsto hacer un ensayo de atentado hoy mismo

La polícía alemana ha anunciado la detención de tres supuestos miembros de Al Qaeda, acusados de preparar un atentado terrorista en Alemania. Según el diario Frankfurter Allgemeine Zeitung, se trata de tres alemanes nacidos en Marruecos y residentes en Bochum, Essen y Dusseldorf. Según diversas informaciones, los tres hombres de entre 29 y 32 años llevaban meses acumulando los componentes necesarios para fabricar bombas. La policía los vigilaba desde que comenzaron sus actividades. Los agentes allanaron siete viviendas y locales relacionados con la trama, donde se incautaron de material explosivo.

Para asegurar el buen funcionamiento de sus planes de atentar en Alemania, los sospechosos planeaban hacer un ensayo durante el día. La policía los detuvo a las seis y media de la mañana, después de que suspendieran el proyecto de ensayo. La policía tenía controlados sus teléfonos móviles y sus computadoras. Según la emisora de televisión ZDF, el líder del trío detenido participó en un campamento de formación terrorista en Asia.

Las informaciones conocidas no señalaban un ataque inminente. El ministro de Interior Hans-Peter Friedrich (CSU) dijo, no obstante, que las detenciones evitaron un "peligro concreto" de atentado, que demuestra que "Alemania sigue en el punto de mira del terrorismo internacional". El ministro llamó a la "vigilancia".

Hace tres meses, el entonces ministro de Interior Thomas de Maizière (CDU) anunció un endurecimiento de las medidas de seguridad en Alemania debido a "indicios concretos" de conjuras terroristas. Las medidas adoptadas entonces, como el cierre al turismo de la cúpula del Reichstag berlinés (Parlamento), han ido relajándose en las últimas semanas. En 2006, una pareja de terroristas trató de volar unos trenes en Colonia, pero les fallaron los detonadores de sus bombas. En 2007, las autoridades anunciaron la desarticulación de una célula terrorista que planeaba un "nuevo 11 de septiembre" contra intereses estadounidenses en territorio alemán.