Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

13 muertos y 200 heridos en nuevas protestas en Yemen

Leales al régimen abren fuego contra los manifestantes que rechazan el acuerdo de salida de Ali Abdalá Saleh

Al menos 13 manifestantes han resultado muertos este miécoles en Saná y 220 más heridos cuando leales al régimen han abrierto fuego contra una nueva protesta. Miles de yemeníes se habían congregado para expresar su rechazo a un acuerdo que prevé la salida del presidente Ali Abdalá Saleh a cambio de su inmunidad. La violenta respuesta hace temer que los duros del régimen estén intentando sabotear ese pacto.

"El pueblo quiere su salida, no una iniciativa", coreaban los manifestantes parafraseando el lema de todas las revueltas árabes ("El pueblo quiere la caída del régimen"). Desde las cuatro de la tarde miles de personas marcharon por la calle Sesenta en dirección Norte convocados por la coalición de grupos juveniles que están detrás de la movilización contra Saleh. El ambiente, como en la acampada de la plaza de la Universidad, era festivo.

Hasta que pasason el cruce de Amran y trataron de acercarse al edificio de la televisión para quejarse por la parcialidad de sus informaciones. Un grupo de leales a Saleh acampados desde hace días en la vecina ciudad deportiva Al Zaura les salió al paso y la protesta se tornó sangrienta. En la confusión y el pánico causado por los disparos y los gases lacrimógenos no es fácil determinar si sólo dispararon los hombres de vestimenta tradicional, aquí llamados tribales, o también los uniformados.

Varios manifestantes cargaban con cuerpos ensangrentados tratando de alcanzar un vehículo con el que evacuarlos a un hospital. Al final de la tarde, fuentes médicas cifraban en 13 los muertos. Diez de entre los dos centenares de heridos se encontraban muy graves. "Quise llevar a un joven al hospital y los matones nos impidieron el paso y nos atacaron por la espalda", denunciaba un hombre. Fuentes universitarias aseguraron que los tribales también retuvieron a varios manifestantes.

"Lo ocurrido es muy preocupante", lamentaba un embajador occidental que temía que los duros del régimen estén intentando sabotear el acuerdo alcanzado entre Saleh y la oposición gracias a la mediación internacional y que está previsto que se firme el domingo en Riad.

Diplomáticos europeos y estadounidenses tratan de convencer a los líderes del movimiento estudiantil para que den una oportunidad al pacto y eviten una escalada en el mes de plazo hasta la dimisión del presidente. Sin embargo, actuaciones como esta sólo pueden radicalizar más a los manifestantes que rechazan que se le ofrezca inmunidad.

Durante el día hubo protestas similares a la de Saná en las principales ciudades de Yemen. Un manifestante y un soldado resultaron muertos en Aden. Mientras que en Hodeida los antigubernamentales lograron bloquear el puerto.