Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las tropas de Gadafi lanzan más de cien misiles sobre Misrata

El régimen trata de impedir el acceso al puerto, de donde parten los barcos con evacuados.- La situación de la población es desesperada

El régimen de Muamar el Gadafi no da tregua a la ciudad de Misrata. Un día después de conocerse que sus fuerzas utilizan bombas de racimo, al parecer de fabricación española, los hombres del dictador han lanzado un centenar de misiles Grad contra el único bastión rebelde en el oeste del país, duramente castigado por un asedio que dura casi dos meses y, donde la población se encuentra al límite.

Los misiles, de origen soviético, han caído en una zona industrial alimentaria (han resultado afectadas fábricas de aceite, leche y tres panaderías) y, según un portavoz rebelde, tres personas han muerto y otras 25 han resultado heridas (en los últimos tres días 50 personas han perdido la vida). El sistema de lanzamiento de estos artefactos es múltiple, por lo que se pueden disparar muchos a la vez, pero con una menor fiabilidad, lo que supone mayor riesgo para la población civil. Ayer también lanzaron otro centenar de cohetes de este tipo.

La situación de la población en Misrata es desesperada. No hay agua corriente, electricidad ni medios de comunicación, y los alimentos escasean. Las tropas del dictador bombardearon ayer la carretera hacia el puerto, de donde parten los barcos que evacúan heridos hacia Bengasi y punto de entrada de la ayuda internacional. Anoche llegaron unos 1.200 evuacuados, pero según los datos de la Organización Internacional de Migraciones, cerca de 10.000 personas tratan de salir de la ciudad. Un equipo de Cruz Roja se encuentra ya en Misrata para evaluar la situación por los combates.

Los bombardeos, que ayer causaron ocho muertos, también dificultan la llegada de las organizaciones humanitarias hasta los más necesitados. "Es demasiado peligroso", admite el coordinador de ayuda de la OIM, Jeremy Haslam. Según los portavoces rebeldes, ayer se vieron soldados de Gadafi a pie en el centro de la localidad, cuando normalmente solo hay francotiradores o militares en blindados. También se vio un helicóptero de reconocimiento del régimen, pese a la zona de exclusión impuesta por la ONU. Los líderes insurgentes advirtieron el jueves sobre una posible "matanza" en Misrata si la OTAN no intervenía de forma más intensa.

Los combates también son intensos cerca de la ciudad oriental de Ajdabiya, clave para el control del este del país, según un periodista de France Presse. Los enfrentamientos se producen en el camino entre esta localidad y la ciudad petrolera de Brega, hacia la que intentan avanzar los insurgentes.

Mientras, las tropas de la OTAN han vuelto a bombardear por tercer día consecutivo Sirte, la ciudad natal de Gadafi, y la región de El Hira, a unos 50 kilómetros al sur de Trípoli.