Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Obama, Sakozy y Cameron: "Debemos acelerar la salida de Gadafi"

Los mandatarios de EE UU, Francia y Reino Unido consideran en un artículo conjunto que la intervención militar en Libia debe mantenerse hasta que el dictador se vaya

Obama, Sarkozy y Cameron ven imposible un futuro en Libia con Gadafi. En un artículo conjunto publicado en cuatro diarios -Le Figaro, The Times, Herald Tribune y Al-Hayat-, los mandatarios de EE UU, Francia y EE UU reafirman su compromiso con la operación militar comandada por la OTAN y consideran que la intervención deben continuar para acelerar la salida del dictador y permitir una transición democrática.

"No se trata de eliminar a Gadafi por la fuerza. Pero es impensable que alguien que ha querido masacrar a su pueblo tenga lugar en el futuro del Gobierno libio", escriben los dirigentes. "Ello condenaría al país a ser no solo un Estado paria, sino también un Estado fallido", añade el texto.

Para acelerar la salida del dictador, Obama, Sarkozy y Cameron creen que "la OTAN y sus aliados de la coalición deben mantener sus operaciones para proteger a los civiles e aumentar la presión sobre el régimen". "Entonces podrá empezar la verdadera transición de un régimen dictatorial hacia un proceso constitucional abierto a todos con una nueva generación de dirigentes", prosiguen.

No obstante, aunque consideran que la ONU debe "ayudar al pueblo libio a reconstruir lo que ha sido destruido por Gadafi, los tres mandatarios opinan que es "el propio pueblo libio, y no la ONU, quien debe decidir su nueva Constitución, elegir a sus nuevos dirigentes y escribir el siguiente capítulo de su historia". "Francia, Reino Unido y Estados Unidos no dejarán de llevar a cabo las resoluciones del Consejo de Seguridad hasta que el pueblo libio pueda decidir su futuro", insisten.

El artículo de Obama, Sarkozy y Cameron se publica un día después de que la OTAN, reunida en Berlín para discutir el estado de la situación en Libia, advirtiera de que necesita más aviones para atacar a las fuerzas de Gadafi. La calidad de las aportaciones aliadas se ha convertido en un caballo de batalla en los últimos días, con franceses y británicos pidiendo un mayor compromiso a sus socios. Ante el aviso de ayer, los miembros de la Alianza prometieron "proporcionar los recursos necesarios y la máxima flexibilidad operativa".