Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno pedirá prorrogar dos meses su participación en la zona de exclusión libia

Defensa no se plantea más medios militares ni acciones de ataque en Libia.- La ministra de Asuntos Exteriores asegura que lo prioritario es "intensificar la presión política" para derrocar a Gadafi

El Gobierno pedirá autorización el próximo martes al Congreso de los Diputados para prorrogar la participación española en las operaciones de mantenimiento de la zona de exclusión aérea libia durante dos meses más; antes, mañana mismo, el Consejo de Ministros autorizará la ampliación del tiempo de despliegue de los medios aéreos.

El anuncio ha sido realizado por la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, en Berlín, donde se encuentra para participar en una reunión con sus homólogos de la OTAN, en la que se debate sobre los progresos de la operación autorizada por la ONU en ese país.

La ministra ha afirmado además que España no se plantea incrementar sus medios militares, ni participar en acciones aéreas de ataque contra las fuerzas de Muamar el Gadafi. Jiménez ha asegurado que lo prioritario es "intensificar la presión política" para derrocar a Gadafi, frente a la postura de Francia y el Reino Unido, que reclaman a la OTAN más contundencia para ayudar a que los rebeldes se hagan con el control de Libia.

España aporta a la operación de control del espacio aéreo cuatro cazas F-18 y un avión de repostaje en vuelo. "Es la fuerza que vamos a seguir prestando en el futuro", ha dejado claro Jiménez.

La ministra de Defensa, Carme Chacón, ha mantenido esta mañana una videoconferencia con las unidades españolas que participan en la operación militar, tras la reunión que ha presidido con los mandos del Estado Mayor de la Defensa, en la que se decidió solicitar la autorización para mantener la participación española en la misión, cuyo plazo expira la próxima semana.

A día de hoy, España participa en la operación 'Protector Unificado' de la OTAN con cuatro aviones de combate F-18 y un avión de reabastecimiento en vuelo -para la zona de exclusión aérea- y una fragata, un submarino y un avión de vigilancia marítima -en el embargo naval de armas-.

Los F-18 españoles tienen asignada la misión de realizar patrullas aéreas de combate, con misiles aire-aire, que implican una labor ofensiva en el caso de que algún avión hostil emprendiera vuelo y defensiva, si otro avión de la coalición con misiones de bombardeos a tierra es atacado en el aire.

Más información

  • La ministra de Asuntos Exteriores asegura que lo prioritario es "intensificar la presión política" para derrocar a Gadafi