Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Documentos secretos indican que el grupo guerrillero de Rousseff planeaba asesinar a oficiales del Ejército

La presidenta brasileña acaba de apoyar el fin del "secreto eterno" de los documentos reservados

Puede resultar una simple coincidencia, pero es un hecho que después de que la presidenta y exguerrillera Dilma Rousseff haya defendido el fin del "secreto eterno" de los documentos considerados reservados, el Ministerio de la Aeronáutica de Brasil acaba de revelar un documento mantenido en secreto durante 30 años en el que se afirma que la organización guerrillera VAR Palmares, que contó en sus filas con la actual presidenta, había decidido "ajusticiar a oficiales del Ejército".

El documento secreto, de cinco páginas, que dormía en el Archivo Nacional, explica que la decisión de asesinar a oficiales del Ejército podría ser una forma de que el grupo saliera del aislamiento en el que se hallaba acorralado.

En la primera página del documento, el grupo guerrillero en el que militaba Rousseff con 22 años se declara impotente para enfrentar al enemigo en las ciudades. Sobre el asesinato de los oficiales observa: "Debe ser hecho escogiendo cuidadosamente a los elementos más reaccionarios del Ejército".

En aquel periodo entre 1969 y 1970, la dictadura se había radicalizado y defendía el exterminio total de los adversarios. En diciembre de 1968 el régimen había instituido el temido AI-5 que suprimía la mayoría de los derechos civiles y coincidió con una política de Estado para acabar con los grupos de izquierdas. La propia Rousseff fue encarcelada casi durante dos años y cruelmente torturada durante varios días.

El grupo guerrillero Val Palmares surgió en 1969 con la fusión del grupo Colina (Comando de Liberación Nacional) del capitán Carlos Lamarca. Rousseff fue detenida en enero de 1970.

El documento fue encontrado por los militares en un escondrijo de la organización y fue enviado con carácter confidencial al entonces Ministerio de la Aeronáutica que lo ha mantenido secreto hasta el martes pasado cuando lo hizo oficial, aunque ya el diario O estado de Sâo Paulo había hablado de su existencia el año pasado.

Dilma, que acaba de volver de un viaje oficial a China del que trae resultados positivos para la economía de Brasil, ha resaltado varias veces que la visión de la vida que tiene hoy se parece poco a la que tenía en su juventud guerrillera, cuando luchaba en defensa de la libertad y de la democracia con los medios y la mentalidad del momento histórico.