Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La represión del régimen sirio causa al menos 17 muertos en el sur del país

Las fuerzas de seguridad sirias disparan contra la multitud en la ciudad de Deraa, epicentro de las protestas contra el presidente El Asad.- La televisión estatal asegura que grupos armados matan a 19 policías

La represión del régimen sirio de Bachar el Asad no cede ante la presión popular. De hecho, tras las intensas manifestaciones de hoyen la ciudad de Deraa, en el sur del país, la televisión estatal siria ha asegurado que varios grupos armados han matado a 19 policías. Previamente, las fuerzas de seguridad sirias emplearon munición real para dispersar a los miles de manifestantes congregados en el epicentro de las protestas contra el presidente Bashar al Asad, dejando al menos 17 muertos y decenas de heridos, según fuentes médicas. Sin embargo, los medios oficiales solo informan de dos fallecidos por disparos de "vándalos armados" que abrieron fuego contra los manifestantes y la Policía.

Las fuentes médicas consultadas cuentan con listas que detallan los nombres de los fallecidos en las protestas de hoy contra el presidente, después de que varios testigos aseguraran que las fuerzas de seguridad habían comenzado a disparar indiscriminadamente contra la población. Por su parte, la televisión oficial siria ha transmitido imágenes de lo que, según el medio, son "grupos de vándalos armados" infiltrados en la protesta y que han comenzado a abrir fuego "contra multitudes de ciudadanos, agentes de seguridad y Policía" a la salida de la oración del viernes.

Poco después, los manifestantes antigubernamentales han prendido fuego contra una oficina del partido gobernante Baaz y han golpeado una estatua de Basil al Asad, hermano fallecido del presidente, en la ciudad de Deraa, según han narrado algunos testigos.

También se están produciendo protestas en la ciudad de Homs, en el centro-oeste del país, tan solo un día después de que El Asad destituyera a su gobernador, según residentes. Entretanto, en el barrio de Douma, en Damasco, donde también se han registrado en los últimos días protestas, han quedado cortadas todas las conexiones por teléfono fijo y móvil, según activistas.

Numerosos manifestantes salieron este viernes a las calles para protestar contra el régimen autocrático del Baaz en las regiones kurdas del este de Siria, un día después de que el presidente Bachar el Asad ofreciera la nacionalidad siria a los kurdos, según informaron fuentes del Partido Democrático Kurdo.

"El gesto de la nacionalidad solo ha contribuido a incendiar la calle", ha declarado a Reuters un alto responsable del partido kurdo, Hassan Kamel. "La causa kurda es la democracia, la libertad y la identidad cultural", ha añadido.

El Asad promulgó ayer jueves un decreto en virtud del cual se concede la nacionalidad siria a aquellas personas inscritas en el registro de extranjeros en la región de Hasaka, donde vive principalmente la minoría kurda del país. La decisión se produce después de que el presidente ordenara la semana pasada la revisión del censo de 1962 en esta región, donde se estima que unos 150.000 kurdos vieron denegada entonces la ciudadanía siria. Tras el anuncio, el líder kurdo Habib Ibrahim ha asegurado que los miembros de esta etnia en Siria seguirán con su lucha no violenta con vistas a que la democracia sustituya al régimen autocrático que gobierna el país.

Poco antes de conocerse esta noticia, el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos había anunciado que el Gobierno había puesto en libertad este martes a 48 presos kurdos que habían sido detenidos hace más de un año en Raqqa, en el este del país.