Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Obama autoriza el apoyo encubierto a los rebeldes libios

La CIA ha insertado en el país operativos que recopilan información de inteligencia para asesorar a los sublevados que luchan contra Gadafi

El presidente de EE UU, Barack Obama, autorizó secretamente el apoyo de Estados Unidos a los rebeldes que tratan de derrocar al régimen del coronel Muammar el Gadafi en Libia, según ha revelado la agencia Reuters. La emisión de ese tipo de orden ejecutiva secreta, utilizada normalmente para autorizar las misiones secretas de la CIA y firmada en las pasadas dos o tres semanas, discurrió de forma paralela a la autorización formal del uso de la fuerza para imponer una zona de exclusión aérea en Libia y evitar la matanza de civiles por parte de Gadafi.

Mientras tanto, el diario The New York times ha publicado que la CIA ya ha insertado en Libia operativos que recopilan información de inteligencia para asesorar a los sublevados que luchan contra Gadafi, especialmente en lo referente a las debilidades del despliegue militar del coronel. La ayuda estadounidense ya estaría, por tanto, en marcha.

Desde el comienzo de la operación militar aliada en Libia, de la que este miércoles ha tomado las riendas la OTAN, Obama ha dicho en repetidas intervenciones televisadas que su objetivo último es que el coronel Gadafi abandone el poder. En una entrevista con la periodista Diane Sawyer, presentadora del espacio de noticias ABC World News, Obama dijo: "Es justo decir que si quisiéramos mandar armas a Libia, podríamos hacerlo. Estamos considerando todas las opciones".

Esa entrevista se emitió el martes, cuando Obama ya había emitido la supuesta orden ejecutiva de la que informó Reuters y que puede traducirse ahora en apoyo armamentístico y económico a los rebeldes. Este miércoles ha culminado con una retirada de los disidentes a la ciudad de Brega, acosadas sus milicias por las tropas leales a Gadafi. Hasta el momento, el apoyo aliado no les ha permitido derrocar al régimen, atrincherado en Sirte, ciudad natal del dictador, y Trípoli, donde éste se refugia. El hecho de que Obama haya emitido esa orden ejecutiva no indica que ya se haya entregado armas a los rebeldes. De momento, es una simple autorización genérica.

En 2009, el presidente ya emitió una orden similar para permitir operaciones secretas contra el grupo terrorista Al Qaeda en Yemen. Entonces, como ahora, la Casa Blanca no confirmó la existencia de esos decretos. Existen en EE UU dudas sobre quiénes conforman los grupos rebeldes. El almirante James Stavridis dijo el martes en una comparecencia ante el Senado que las agencias de inteligencia de EE UU han detectado a operativos de Al Qaeda infiltrados entre ellos, por lo que han recomendado a la Casa Blanca actuar con extrema cautela.

"Como es práctica común en esta y en todas las administraciones, no vamos a comentar nada sobre asuntos de inteligencia", dijo el portavoz de Obama, Jay Carney. "Voy a reiterar lo que dijo el presidente ayer: no se ha tomado una decisión sobre el suministro de armas a la oposición ni a ningún grupo en Libia. No estamos descartándolo o considerándolo. Estamos evaluando y revisando nuestras opciones respecto a todo tipo de asistencia que podría proporcionar al pueblo libio, y hemos consultado directamente con la oposición y nuestros socios internacionales sobre estos temas".

EEUU enviará un representante a Bengasi para dialogar con los rebeldes

EEUU prevé enviar próximamente a un represetante a Bengasi, la plaza fuerte de los rebeldes libios, para averiguar más sobre la oposición y establecer mejores vínculos con los líderes del Consejo Nacional Transitorio Interino (CNTR). Chris Stevens, número dos de la Embajada de EEUU en Trípoli hasta que Washington decidió suspender las operaciones de esta legación, será el encargado de evaluar sobre el terreno la situación de los rebeldes, su esquema de organización y su composición, según ha informado esta madrugada el Departamento de Estado.

Más información