Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU, Francia, Reino Unido y Alemania discuten sobre el futuro de Libia

Los líderes de los cuatro países se reúnen por videoconferencia para consensuar posiciones ante el encuentro de este martes en Londres, al que asistirán más de 35 países

Los líderes de EE UU, Alemania, Reino Unido y Francia se han reunido por videoconferencia para hablar sobre la situación en Libia, según ha informado la Presidencia francesa. El encuentro del presidente de EE UU, Barack Obama; la canciller alemana, Angela Merkel; el primer ministro británico, David Cameron; y el presidente francés, Nicolas Sarkozy; sirve como preparación del encuentro que reunirá este martes a los representantes de más de una treintena de países en Londres.

Uno de los temas de discusión en el encuentro, que ha comenzado pasadas las siete de la tarde y ha durado unos 40 minutos, ha sido el comunicado publicado esta misma tarde por París y Londres. Aunque de momento no ha trascendido nada sobre el resultado del encuentro, Obama deberá mostrar su posición en las próximas horas. Esta tarde (madrugada en España) dirigirá un discurso televisado sobre Libia, en el que se verá si asume la postura francobritánica y con qué matices lo hace.

En su comunicación conjunta, Sarkozy y Cameron han pedido al Consejo Nacional de Transición libio que prepare la transición y que, como órgano "pionero", aglutine en torno a sí "a los representantes de la sociedad civil y a todos aquellos que deseen participar en el proceso de transición hacia la democracia" para iniciar "un diálogo nacional" que conduzca a una reforma constitucional y a la celebración de elecciones libres.

"Mañana (por este martes), en Londres, la comunidad internacional se reunirá para acompañar a Libia hacia un nuevo futuro", señala el documento publicado por El Elíseo y Downing Street. "Llamamos a todos los participantes en la conferencia de Londres a expresar su apoyo más firme al proceso de transición", añade.

Esos participantes son, de momento, ministros de más de 35 países y representantes de organismos internacionales que ya han conformado su presencia en la capital británica. Entre los segundos, se encuentran el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, y el presidente de la Unión Africana, Jean Ping. Entre los primeros, habrá representación de tres países árabes: Jordania, Arabia Saudí y Catar.

El emirato se ha convertido en el primer estado árabe en reconocer a los rebeldes como únicos representantes legítimos del pueblo libio. "Este reconocimiento nace de la convicción de que el Consejo [Nacional de Transición, instalado en Bengasi] se ha convertido, en la práctica, en un representante de Libia y su pueblo", ha asegurado el Ministerio de Exteriores catarí. El país fue también la primera nación árabe en unirse a la coalición militar internacional que está implementando una zona de exclusión aérea sobre Libia, algo que EE UU y otros aliados consideraban fundamental para alejar el posible recelo de las poblaciones árabes ante una intervención exclusivamente occidental.

Con la OTAN comandando finalmente la acción militar -el pasado jueves se superaron las objeciones de Turquía y otros miembros de la Alianza Atlántica- la reunión de este martes pretende contribuir a alejar todavía más esos recelos, dejando claro que hay una "dirección política" por encima de la acción militar, tal y como exigió Francia. El encuentro entre ministros de Exteriores está dirigido a todos los miembros de la coalición, que se organizó para favorecer la aplicación de la resolución 1973 de Naciones Unidas. También está abierto a "amigos de la coalición", según dijo este lunes el Ministerio de Exteriores francés, que además espera que hay algún representante del Consejo de Bengasi.

Por eso, además de sobre las medidas incluidas en la resolución 1973 -la necesidad de un alto el fuego inmediato y el mantenimiento del embargo de armas y la zona de exclusión aérea para la proteger a los civiles- en la reunión de Londres también se hablará sobre el futuro de Libia, según ha comunicado el Ministerio de Exteriores de Reino Unido en un comunicado. Un futuro en el que no cabe Gadafi, y en el que, según el comunicado francobritánico, el pueblo libio "será liberado del yugo de la violencia y la opresión, y será libre para decidir su propio porvenir".

Mientras, el Pentágono ha comenzado a retirar algunos de sus navíos de la campaña en Libia, han asegurado oficiales de EE UU. El vicealmirante Bill Gortney anunció a los reporteros que el submarino USS Providence se retira de sus tareas en el Mediterráneo.