Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Merkel logra un respiro político con un éxito electoral

La CDU gana en Sajonia-Anhalt pese al avance de Los Verdes en el 'land'

La Unión Demócrata Cristiana (CDU) de Angela Merkel ganó este domingo las elecciones regionales en Sajonia-Anhalt. Según los sondeos a pie de urna, el land oriental se decidió por la continuidad en el Parlamento de Magdeburgo: la CDU se mantuvo como primera fuerza política pese a la caída de 3,7 puntos respecto a 2006 (del 36,2% al 32,5%).

Su actual socio de Gobierno, el Partido Socialdemócrata (SPD), sumó una décima y se quedó en el 21,5% de los sufragios. El partido La Izquierda (Die Linke, que agrupa a los excomunistas y un ala disidente del SPD), tradicionalmente fuerte en los Estados de la extinta República Democrática Alemana, sigue siendo la segunda fuerza política con el 23,7%. Pierde cuatro décimas.

El partido liberal FDP, socio minoritario en la coalición que gobierna Alemania, pierde tres puntos y no alcanza el umbral del 5%. Se queda así fuera del Parlamento. En cambio, los auténticos ganadores de los comicios fueron Los Verdes (6,8%), que sumaron 3,2 puntos y se sentarán en el Landtag por vez primera en 13 años.

Lo más probable es que CDU y SPD lleguen a un nuevo acuerdo de gran coalición para seguir gobernando juntos Sajonia-Anhalt. La CDU insistió en la conveniencia de una reedición del pacto. El líder socialdemócrata regional, Jens Bullerjahn, había prometido en campaña que no dará el Gobierno a un primer ministro de La Izquierda. Así las cosas, la única posibilidad de una coalición de izquierda sería que Verdes y socialdemócratas propusieran un candidato conjunto y La Izquierda se sumara al tripartito como socio minoritario.

Die Linke, sin embargo, repitió que solo participará en una coalición presidida por el candidato de su partido, Wulf Gallert. Este lanzó repetidas llamadas al SPD para que se siente a negociar y abandone a los democristianos. El actual primer ministro, Reiner Haseloff (CDU), da por sentado que todo seguirá como hasta ahora.

Los partidos democráticos se felicitaron por el fracaso del neonazi Partido Nacionaldemocrático (NPD), que se quedó a las puertas del Parlamento con el 4,8% de los votos. El NPD había lanzado una agresiva y costosa campaña electoral para entrar en un tercer Parlamento regional. Los neonazis se sientan en las Cámaras de Sajonia y Mecklemburgo-Pomerania Anterior. El fracaso de la extrema derecha se relativiza, sin embargo, si se tiene en cuenta que ha obtenido más votos que el partido liberal FDP. La alta participación en las elecciones, que del 44% de 2006 pasó al 53%, se debió en parte al miedo a un nuevo éxito electoral neonazi.

El desastre nuclear de Fukushima ha despertado con virulencia el histórico rechazo antinuclear de muchos alemanes. Es probable que esto haya contribuido al éxito de Los Verdes. El pasado pronuclear del FDP y de buena parte de la CDU ha podido pasarles factura en Sajonia-Anhalt.

La enorme repercusión del desastre japonés en la opinión pública alemana llevó la semana pasada al Gobierno de Merkel a dar un giro de 180° en su política energética. Muchos ciudadanos perciben en ello un truco electoralista de los partidos del Gobierno, que hace apenas dos semanas defendían la "seguridad" de todas las centrales nucleares. Ahora ordenan el cierre de las más vetustas y la revisión de todas las demás.

La continuidad política que probablemente se va a derivar del resultado demuestra que las elecciones regionales son, ante todo, regionales. Sajonia Anhalt es un Estado de importancia relativa entre los 16 de Alemania. La semana que viene, los partidos se enfrentan a unos comicios de mucho mayor alcance, que podrían sacar a la CDU del Gobierno del próspero Estado de Baden-Württemberg por primera vez desde 1953.