China acelera hasta el 12,7% el crecimiento de su gasto en defensa

El gasto militar de Pekín ascenderá en 2011 a 65.500 millones de euros, un 6% del presupuesto total del país

El presupuesto de defensa chino ha vuelto a experimentar un impulso tras la ligera ralentización sufrida el año pasado, lo que con seguridad redoblará las suspicacias de Estados Unidos y sus vecinos asiáticos. El Gobierno ha anunciado hoy que el gasto en defensa alcanzará 601.100 millones de yuanes (65.500 millones de euros) en 2011. Según ha asegurado, esto supone 67.600 millones de yuanes más que en 2010 y un crecimiento del 12,7%, frente al 7,5% de aumento del año pasado.

No está claro si el 12,7% corresponde al incremento respecto al presupuesto de 2010, que, según lo declarado el año pasado por estas fechas, era de 532.110 yuanes, o es sobre lo gastado realmente en dicho ejercicio. El 7,5% de aumento del presupuesto previsto para 2010 estaba calculado respecto a lo gastado en 2009. Si se calculaba sobre el presupuesto que había sido anunciado para 2009, el alza era del 10,7%.

Más información
Aumento del gasto militar chino
Los ejércitos de China y EE UU liman suspicacias
Las disputas territoriales marítimas disparan la tensión entre China y Vietnam
China reafirma su poder militar con el estreno de su primer portaaviones

Se compare con el 7,5% o con el 10,7%, lo que parece claro es que, superada más o menos en China la crisis económica, Pekín ha vuelto a dar un empujón a la partida militar, cuyas cifras oficiales solo reflejan una parte de la realidad, según los expertos.

Li Zhaoxing, portavoz de la Asamblea Popular Nacional (APN), ha intentando limar las suspicacias de quienes ven con preocupación al ascenso militar de Pekín, al presentar los datos, en vísperas del inicio mañana sábado de la sesión anual del Parlamento. "El gasto en defensa de China es relativamente bajo para los estándares mundiales. El Gobierno chino ha intentado siempre limitarlo y lo ha situado en un nivel razonable, que garantice el equilibrio entre la defensa nacional y el desarrollo económico", ha dicho. Según Li, el presupuesto militar para 2011 supone alrededor del 6% del presupuesto total del país.

El ex ministro de Exteriores ha afirmado que la partida militar es transparente y de naturaleza defensiva, y que el grueso irá a modernizar "de forma moderada" el armamento, a entrenamiento de la tropa, a desarrollo de recursos humanos, a infraestructuras y a mejorar el nivel de vida de los soldados. "No hay tal cosa como gasto militar oculto en China, y el presupuesto está sujeto a las auditorías del Gobierno y de los militares", ha señalado.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Suspicacias

No piensan lo mismo Estados Unidos y los vecinos asiáticos de Pekín, que ven con temor el continuado ascenso de las inversiones chinas en la adquisición y desarrollo de aviones de combate, buques de guerra, helicópteros o submarinos de última generación, y acusan a China de falta de transparencia sobre sus ambiciones militares. Washington y analistas extranjeros afirman que es difícil saber qué está incluido en el presupuesto de defensa chino hecho público, y que, en cualquier caso, las cifras reales son dos o tres veces mayores.

Pekín recuerda, por su lado, que mientras su presupuesto militar es alrededor del 1,4% del PIB (producto interior bruto), el de Estados Unidos representa alrededor del 4%, y los de India, Reino Unido o Francia, más del 2%. El Pentágono presentó el mes pasado un presupuesto militar base récord para el ejercicio fiscal 2012 de 553.000 millones de dólares (396.200 millones de euros). Esta cifra no incluye el coste de las guerras en Irak y Afganistán.

Japón, India o Taiwan se encuentran entre quienes ven con inquietud el rearme chino. "Vemos con preocupación la modernización militar china y sus crecientes e intensivas actividades", dijo el jueves Yukio Edano, máximo portavoz del gobierno japonés, después de que el día anterior Tokio tuviera que enviar varios cazas cerca de las islas en disputa en el mar de China Oriental, tras detectar la presencia de dos aviones chinos, uno de vigilancia y otro de lucha anti submarina. Japón está estudiando incrementar su flota de submarinos y reforzar las tropas y el número de radares en las islas de Okinawa para dar respuesta al pujante poderío chino. Vietnam y Filipinas también se han visto envueltos recientemente en roces con Pekín en mares en disputa.

El mes pasado, India manifestó su "grave preocupación" por la evolución militar china y se comprometió a reforzar sus propias fuerzas. Nueva Delhi anunció el martes pasado que incrementará un 11,6% el presupuesto militar este ejercicio, hasta 1,64 billones de rupias (26.100 millones de euros). El año anterior, el aumento fue alrededor del 4%.

Baterías de misiles chinos durante un desfile militar en Pekín en pctubre de 2009.
Baterías de misiles chinos durante un desfile militar en Pekín en pctubre de 2009.FREDERIC J. BROWN (AFP)

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS