Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Wisconsin ordena a la policía detener a los demócratas huidos

Desde su huida, hace ya dos semanas, los recortes sindicales se encuentran paralizados en el Congreso

Los republicanos en el Senado de Wisconsin han aprobado una resolución por la cual ordenan a la policía que obligue a regresar a aquel Estado a los congresistas demócratas que lo abandonaron hace dos semanas para impedir que se produzca un voto para despojar a los sindicatos del derecho a negociar convenios colectivos para funcionarios, excepto en el caso único de mejoras salariales. La ley, apoyada por el gobernador, el también republicano Scott Walker, pretende debilitar el poder de los sindicatos y reducir el número de trabajadores públicos en el Estado .

Los funcionarios y sindicalistas ocuparon pacíficamente el Capitolio de Wisconsin mientras los congresistas demócratas huían a Estados vecinos, como Illinois, para evitar que se produjera un voto que iban a ganar cómodamente los republicanos. Desde su huida, hace ya dos semanas, la ley se encuentra paralizada en el Congreso estatal. El gobernador Walker ya ordenó a los demócratas que volvieran. Ahora, los legisladores republicanos han ordenado a la policía que se encargue de que eso suceda.

La resolución no contempla el arresto formal de los demócratas. Simplemente ordena explícitamente a los agentes de la policía estatal que "acompañen" a los congresistas huidos a sus escaños, ya que los considera culpables de desacato. Ya el miércoles el congreso de Wisconsin aprobó la imposición de una multa de 100 dólares [74 euros] diarios a los demócratas desaparecidos. A ellos se unió ayer jueves el propio gobernador que dio un ultimátum a los congresistas huidos: o regresan a Wisconsin el fin de semana o despedirá a 1.500 funcionarios.