Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Teodorín Obiang encargó el diseño de uno de los yates más caros del mundo

El hijo del dictador ecuatoguineano "ha desestimado la compra" de la embarcación, valorada en 288 millones, según asegura el Gobierno

Teodoro Nguema Obiang Mangue, conocido como Teodorín, hijo del presidente de Guinea Ecuatorial, encargó el diseño de un lujoso yate, valorado en 288 millones de euros, según denuncia la ONG británica Global Witness, dedicada a denunciar casos de corrupción, violaciones de derechos humanos y saqueo de recursos naturales. El Gobierno ecuatoguineano ha admitido que Obiang, de 41 años, ministro de Agricultura y Bosques, "solicitó un esbozo de diseño de un yate" hace unos tres o cuatro años, "y después desestimó su compra".

La compañía que recibió el encargo fue la alemana Kusch Yatchts, según pudo confirmar un miembro de Global Witness que se desplazó hasta sus instalaciones en Wewelsfleth. Trabajadores de la compañía le contaron que el diseño fue completado en diciembre de 2009 por un coste de 250.000 euros, con una fecha original de entrega para finales de 2012. Sin embargo, no se ha iniciado la construcción, ya que, según la empresa, Obiang no ha formalizado todavía el pedido, explica Robert Palmer, miembro de la ONG, en conversación telefónica. Una portavoz del Gobierno de Guinea Ecuatorial niega que se pagara nada en ningún concepto.

"El hecho es que él (Obiang) se planteó comprarlo", subraya Palmer, que añade que el coste del yate casi triplica el gasto anual en programas de sanidad y educación del país, en el que el 77% de la población está por debajo de la línea de la pobreza, pese a su riqueza petrolera.

"Extravagancia insultante"

La organización que divulgó el caso de los diamantes de sangre en África califica de "extravagancia insultante" que "el hijo del presidente de un país tan pobre haya encargado un yate así". El boceto, según Global Witness, lo realizó uno de los diseñadores de yates más prestigiosos del sector, el británico Tim Heywood, autor del Pelorus, una embarcación de 115 metros de eslora propiedad del oligarca ruso Roman Abramovich, y que sería el modelo para el encargo de Obiang, bautizado como Proyecto Zen. Abramovich es también propietario del yate más caro del mundo, el Eclipse, valorado en 1.200 millones de dólares (870 millones de euros), detrás del cual se situaría el barco de Teodorín.

Según las fuentes de Kusch, el yate que proyectaba el hijo del dictador ecuatoguineano medía 118,5 metros, y albergaba un cine, restaurante, bar y piscina. Contaba además con un sistema de seguridad valorado en casi un millón de euros, con detectores de movimiento en el suelo, barreras fotoeléctricas y sistemas de reconocimiento de huellas dactilares para abrir las puertas. Para discutir el diseño, según Global Witness, Teodorín se reunió con un representante de Kusch en un hotel suizo.

"Actividad empresarial privada"

La Oficina de Información y Prensa ecuatoguineana asegura por correo electrónico que "el Ministro no hizo ningún encargo de construcción del yate para supuestamente pagarlo. El Ministro solicitó un esbozo de lo que podía suponer la construcción de un yate, y después desestimó su compra; por consiguiente no hubo ningún acuerdo ni encargo formal de construcción del yate, y si hubiera sido viable su adquisición, lo hubiese adquirido con ingresos provenientes de su actividad empresarial privada y en ningún caso de fuentes de financiación ilícitas o de corrupción".

Teodorín Obiang hijo, conocido amante del lujo y el despilfarro, cobra, según su servicio de prensa, "unos 6.799 dólares al mes" (unos 5.000 euros), como ministro de Agricultura, "pero no es lo único que justifica sus ingresos, ya que posee empresas de su propiedad legalmente constituidas en el país en base a las normas y reglamentaciones que rigen en Guinea Ecuatorial". Estas compañías pertenecen, según una portavoz gubernamental, a "diferentes sectores: construcción, servicios, una empresa de bebidas...".

Ante la repercusión mediática de la información desvelada ayer por Global Witness, el Gobierno de ha publicado en su página web un comunicado de aclaración de "las falsas noticias sobre el Ministro de Estado de Agricultura".

"Dictador brutal"

La ONG califica al jefe de Estado ecuatoguineano, en el poder desde el golpe de Estado de 1979, de "dictador brutal" y acusa al régimen de "saquear" las riquezas del país. Global Witness recuerda que en su día ya denunció el lujoso estilo de vida de Teodorín, que posee, entre otras casas en distintos países, una mansión en Malibú valorada en más de 25 millones de euros al cambio actual, un jet privado y una flota de vehículos que incluye modelos de Bentley, Lamborghini o Ferrari.

"Hay pruebas de un nivel de corrupción de Teodorín que no sería posible si países como Alemania o Estados Unidos no fuesen refugios seguros para él y su discutible riqueza secreta", afirma la organización, que ya pidió que Gobiernos y bancos dejasen de hacer negocios "con los dictadores corruptos y con sus familias". Global Witness critica la complacencia de los países occidentales con el régimen de Obiang debido a su petróleo, como ponen de manifiesto la reciente visita a Malabo del presidente del Congreso español, José Bono, con una delegación parlamentaria, o el contenido de los cables del Departamento de Estado de EE UU sobre el país africano filtrados por Wikileaks, en el que se describe el régimen como un "benevolente autoritarismo".