Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Qué nos une a la Guinea de Obiang? El petróleo y los intereses comerciales

Las palabras de Bono no han ayudado a rebajar las tensiones por su visita a la dictadura africana.- España es el tercer socio comercial del país

"Nos unen más cosas que las que nos separan". Las palabras del presidente del Congreso, José Bono, a Teodoro Obiang, dictador de Guinea Ecuatorial desde hace 30 años, no han ayudado a rebajar la polémica por la visita de la delegación parlamentaria al país africano. ¿Qué son exactamente esas cosas que nos unen a la Guinea de Obiang? Además del pasado como colonia, el petróleo y los negocios.

España es, tras Estados Unidos (como se refleja en los cables filtrados por Wikileaks) y China, el tercer socio comercial del país africano. En 2009 España vendió productos a Guinea por valor de 194 millones de euros (más del doble que en 2005; principalmente maquinaria, automóviles, bebidas y material eléctrico), según datos de la Oficina Económica y Comercial de España en Malabo. Ese mismo año, España importó productos de Guinea por valor de 458 millones de euros, básicamente petróleo y derivados (En 2008 España tocó techo al importar productos de Guinea por valor de 1.882 millones de euros).

En la Red de Oficinas Económicas y Comerciales de España en el Exterior explican que en la oficina comercial de España en Malabo no existe un registro de todas las empresas españolas presentes en el país africano (las propias empresas deciden si quieren figurar o no en este tipo de registros). Sin embargo, entre las últimas grandes operaciones de inversión de empresas españolas en Guinea destacan las de Unión Fenosa (que participa con un 5% en el consorcio de explotación de gas natural 3G Guinea Gas Gathering), Repsol (que se adjudicó en 2009 los derechos mineros sobre un bloque de exploración), y Enbasa (dedicada al envasado de agua, vino y refrescos y que posee la principal planta industrial agroalimentaria del país). Otras empresas españolas en Guinea son Hermanos Martínez, Comercial Santy o Guinebega (las tres del sector de la distribución alimentaria).

Las palabras de acercamiento que el presidente del Congreso ha dedicado a uno de los grandes dictadores africanos, así como una de las grandes fortunas del continente, no han sentado bien en muchos sectores. Adolfo Fernández Marugan, de la Asociación para la solidaridad democrática con Guinea Ecuatorial, considera que Bono está ocultando información de los motivos de su viaje. "Obiang quiere plantearle algo a Bono, y no sabemos qué es. A España se le han olvidado los derechos humanos y solo le interesan las inversiones".

El escritor y bloguero ecuatoguineano Juan Tomás Ávila ha reaccionado declarándose en huelga de hambre y ha dirigido una carta a Bono en la que le pide que haga "gestiones y presiones para constituir en Guinea un gobierno de transición en el que no deben formar parte ninguno de los que han ostentado cargos en estos 32 años. Esta, como creerá, no es una exigencia política, sino social y moral. Ya no podemos seguir viviendo bajo una dictadura que nos come el alma".

La esperanza de vida es de 50 años

Desde 1996, con el auge de la explotación petrolífera, la economía guineana ha crecido más de un 30% de media al año, siendo el motor de crecimiento de la región de África central. Se trata del tercer mayor productor de petróleo de la África Subsahariana, tras Nigeria y Angola. La población del país, sin embargo, se ha beneficiado muy poco de este flujo económico. Con una esperanza de vida de 49,9 años, el país ostenta el puesto 118 (de 182) según el índice de desarrollo Humanos de la ONU.

Según denuncia Human Rights Watch, "desde el descubrimiento de petróleo a principios de la década de los noventa, el producto interior bruto de Guinea Ecuatorial ha aumentado más de un 5.000%, y el país se ha convertido en el cuarto mayor productor de petróleo del África Subsahariana. Al mismo tiempo, el nivel de vida de los 500.000 habitantes del país no ha mejorado sustancialmente (...). La dictadura del presidente Teodoro Obiang Nguema Mbasogo ha usado el boom del petróleo para atrincherarse y enriquecerse a expensas de la población del país".

Según Global Transparency, Guinea es uno de los países más corruptos del mundo. Este verano, Amnistía Internacional condenó la ejecución de cuatro hombres declarados culpables de intentar asesinar al presidente del país. los hombres, denuncia la ONG, "fueron ejecutados apenas una hora después de que un tribunal militar de Malabo, capital del país, los condenara a muerte. Habían sido secuestrados en Benín, donde vivían en calidad de refugiados". En el mismo juicio, dos presos de conciencia (que habían sido anteriormente absueltos) fueron condenados a 20 años de prisión.

Rubalcaba ha evitado hoy las preguntas sobre la visita de la delegación de diputados encabezada por Bono y se ha remitido a las palabras de la ministra de Exteriores, que ha declarado que se trata de un "viaje bueno para los intereses de España".

La oposición ecuatoguineana en Malabo, la Ejecutiva de la Convergencia para la Democracia Social, a la que Obiang solo permite tener un escaño en el Parlamento, tiene intención de advertir a los diputados españoles de que las inversiones en el país "no valen si son para reforzar la dictadura".