Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Ola de cambio en el mundo árabe

El Ejército libio abre fuego para sofocar las revueltas

Al menos 84 personas han muerto durante la represión de los últimos tres días

La violencia se intensifica en las calles de Libia. El Ejército, informa Al Yazira , ha disparado en Benghazi contra los manifestantes con ametralladoras y morteros dejando al menos 15 muertos y numerosos heridos entre escenas de caos, recoge la británica BBC. En tres días de represión, han muerto al menos 84 personas, ha anunciado este sábado HRW. A lo largo de la jornada, se han producido protestas en las ciudades de Benghazi, donde ha ardido una comisaría de policía, Darnah, Baida, Ajabiya, Quba, Tobruk, Zentan, Tripoli, Tajoura y Shahhat.

Durante el viernes, el régimen de Muamar el Gadafi sacó a la calle al Ejército en Benghazi y Derna para tratar de acabar con la mayor oleada de protestas desde que hace casi 42 años llegó al poder . Amnistía Internacional señaló ayer que la represión, en la mayoría de los casos por disparos de la policía, había causado desde jueves la muerte de al menos 46 personas .

Los muertos y heridos desbordan un hospital cercano a la plaza de la Perla

HRW sin embargo eleva hoy esta cifra a 84, después de consultar fuentes hospitalarias. En Bengasi, las fuerzas de seguridad mataron ayer a 35 personas durante las manifestaciones de duelo por la muerte el día anterior de 20 manifestantes en esa misma ciudad, 23 en Baida, 3 en Ajdabiya y 3 en Derna, según la organización.

Silencio oficial

Las autoridades no han facilitado todavía ningún balance de víctimas y las televisiones ignoran por completo las protestas . Sí ofrecieron ayer, en cambio, imágenes de Gadafi rodadas por la mañana en la plaza Verde, en el centro de Trípoli. El líder aparecía rodeado de sus partidarios, pero no pronunció palabra alguna. Por la tarde, en cambio, cientos de jóvenes irrumpieron en la céntrica calle de Gumhuria de la capital para criticar al líder libio.

La rebelión ha alcanzado también a los imanes , nombrados por el Ministerio de Asuntos Religiosos y a los que el Gobierno remite todos los viernes las directrices de los sermones que deben pronunciar en las mezquitas. El texto oficial para la predicación exhortaba al pueblo a ignorar las informaciones "sionistas e imperialistas" sobre las revueltas procedentes del extranjero. Testimonios coincidentes de varios lugares de Libia, pero sobre todo de Bengasi, indicaban que muchos de ellos desobedecieron las instrucciones.

La situación debe de ser lo suficientemente grave para que Libia, que ostenta la presidencia de turno de la Liga Árabe, haya anunciado que aplaza la próxima cumbre de jefes de Estado árabes prevista para finales de marzo en Bagdad. El Gobierno iraquí afirmó no tener constancia de esta decisión, e insistió en que cualquier cambio de fecha debe ser aprobado por la secretaría general de la Liga Árabe, en El Cairo.

El periódico privado Quryna , propiedad de uno de los hijos de Gadafi, ha adelantado que el Parlamento aprobará próximamente cambios políticos, incluidos cambios de personas en algunos cargos, informa la agencia Reuters