Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los abogados de Berlusconi denuncian de forma preventiva las fotos de las fiestas de Arcore

Las imágenes son un montaje, según los letrados, porque "no es posible que el presidente se haya encontrado en ese tipo de situaciones".-El primer ministro afirma en Bruselas que "Italia es una República judicial"

Los abogados de Silvio Berlusconi han presentado hoy una denuncia contra desconocidos en los juzgados y ante el Defensor de la Intimidad para tratar de evitar que se difundan y publiquen las fotos de las fiestas de Arcore, que según informa hoy el diario Il Fatto Quotidiano están circulando por las redacciones de algunos semanarios italianos. Las imágenes de las noches de 'bunga bunga', afirma el periódico, muestran a Berlusconi "desnudo y rodeado de algunas chicas jovencísimas". Se habrían tomado con los teléfonos móviles de algunas de las asistentes a las fiestas y están en el mercado al precio de un millón de euros.

La existencia de fotos de las fiestas de Arcore se daba por descontada hace meses, ya que las invitadas del Jefe del Gobierno entraban sin ningún tipo de control en la residencia de Estado, como contó ya hace dos años la prostituta Patrizia D'Addario, que durmió en palacio Grazioli de Roma y grabó una conversación íntima con Berlusconi.

Según el sumario instruido por la Fiscalía de Milán, las chicas llegaban a Arcore en coches acompañadas por Lele Mora y Emilio Fede, dos amigos de Berlusconi acusados de favorecer la prostitución de menores, y atravesaban la verja sin ser sometidas a ningún tipo de registro.

La nota emitida por los abogados de Berlusconi, Niccolò Ghedini y Piero Longo, incurre en aparentes paradojas pues afirma que las fotos "son evidente y absolutamente falsas, fruto de montajes o manipulaciones, no siendo posible que el presidente Berlusconi se haya encontrado jamás en situaciones como las descritas".

A pesar de lo anterior, la nota añade que el código penal prevé penas de 6 meses a cuatro años de cárcel para quien "tome imágenes de la vida privada" y anuncia que ha interpuesto una denuncia contra desconocidos tanto en los juzgados como ante el Defensor de la Privacidad.

La medida es la misma que Ghedini tomó cuando se supo que existían las imágenes de Villa Certosa, vetadas en Italia y publicadas después por EL PAÍS en junio de 2009.

Mientras tanto, Berlusconi asiste hoy en Bruselas a la cumbre de la Unión Europea, donde ha declarado que es el "líder más amado de Europa" y ha mostrado su apoyo a Hosni Mubarak: "Es el más sabio, y eso lo sabe Estados Unidos", ha afirmado.

Además, ha vuelto a atacar a los jueces diciendo que "Italia es una vergüenza, una República judicial intervenida por los fiscales". Y ha asegurado que nunca ha hablado con Ruby: "Es solo una joven de la que alguien me habló, nada más que eso. El hecho es que soy generoso y si alguno me dice que no se puede comprar un coche se lo regalo. Generalmente regalo Mini Cooper...".

Ayer, la Cámara de Diputados del Parlamento italiano devolvió al Tribunal de Milán el sumario del caso Ruby y negó el permiso para registrar el despacho del contable de Berlusconi, Giuseppe Spinelli, aduciendo que los jueces de Milán no tienen legitimidad para procesar al jefe de Gobierno, ya que el organismo competente es el Tribunal de los Ministros. La tesis votada por la mayoría de centro derecha afirma que el primer ministro intentó liberar a la menor Karima El Mahroug, Ruby, cuando estaba detenida por robo en Milán para evitar un conflicto diplomático con Egipto, ya que pensaba que era sobrina de Mubarak. Según la Fiscalía, en cambio, Berlusconi presionó y mintió a la policía a sabiendas para evitar que Ruby contase que había acudido a sus fiestas.