Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fariñas, detenido y liberado por tercer día consecutivo

EL disidente cubano ha tenido que ser hospitalizado durante unas horas por sufrir un fuerte dolor en el pecho

El disidente cubano Guillermo Fariñas ya está en casa. La policía lo ha vuelto a liberar después de detenerlo, por tercer día consecutivo. Esta vez, la detención acabó en el hospital, pues mientras estaba en la comisaría sintió un fuerte dolor en el pecho y tuvo que ser ingresado.

Según explicó su madre, su hijo tuvo un "un dolor muy fuerte en el pecho, falta de aire y algo de fiebre". Por ello, la policía lo trasladó desde el lugar donde estaba detenido al Hospital Provincial de Santa Clara, el mismo donde estuvo ingresado varios meses durante la huelga de hambre de más de cuatro meses que hizo el año pasado para pedir la liberación de los presos políticos enfermos. En la sala de observación del hospital los médicos le practicaron placas de tórax, un electrocardiograma y otros exámenes, y después le dieron de alta con una serie de recomendaciones.

"Él está inmunodeprimido, tiene acefalea, está afónico, y está deshidratado porque los últimos días rompió su disciplina de tratamiento", ha explicado su madre.

En las últimas 48 horas, Guillermo Fariñas, psicólogo y periodista independiente de 49 años, ha sido detenido tres veces por la policía cubana junto con otros disidentes de Santa Clara. Todo comenzó el miércoles, cuando elganador del Premio Sájarov 2010 permaneció detenido seis horas por participar en una protesta contra el desalojo de una mujer embarazada que ocupaba un inmueble sanitario en desuso. Finalmente quedó libre sin cargos.

Pero sólo un día después, el jueves, la policía volvió a arrestarlo, esta vez durante 18 horas, cuando se dirigía con otros opositores a una estación policial para interesarse por la situación de un disidente arrestado. Cuando volvió a casa tras esta detención, Fariñas contó a Efe que un responsable policial le había advertido de que volverían a arrestarlo si salía a la calle con otros disidentes. "Me dijo que mientras siguiéramos saliendo a la calle íbamos a ser detenidos porque desde la protesta del día anterior había una situación política operativa especial en Santa Clara y no iban a permitir que hubiese un estallido social", aseguró.

La tercera detención llegó el viernes (madrugada de sábado enEspaña), cuando el periodista participaba en un homenaje al poeta José Martí.

El 23 de febrero del pasado año, Guillermo "Coco" Fariñas se declaró en huelga de hambre y sed para exigir la liberación de los prisioneros políticos más enfermos, después de la muerte del opositor preso Orlando Zapata Tamayo a causa de un ayuno de 85 días. Aguantó 135 días y la dejó después de que el régimen cubano anunciara su compromiso de liberar a 52 disidentes del Grupo de los 75, condenados en 2003.