Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Irán condena a 11 de años de cárcel a la abogada opositora Nasrín Sotudeh

La prestigiosa defensora de los derechos humanos fue detenida el pasado 4 de septiembre acusada de "actuar contra la seguridad nacional" y de cooperar con la organización fundada por la Nobel de la Paz Shirín Ebadí

Irán ha condenado a 11 años de cárcel y 20 de inhabilitación a la prestigiosa abogada y defensora de los derechos humanos Nasrín Sotudeh. La sentencia, que la Campaña Internacional por los Derechos Humanos en Irán ha calificado de "grave error judicial", es la última de una serie con la que las autoridades de la República Islámica pretenden silenciar a activistas y opositores. Desde la controvertida reelección de Mahmud Ahmanineyad en junio de 2009, el marco de las libertades públicas se ha estrechado significativamente en el país.

Sotudeh, de 45 años, fue detenida el pasado 4 de septiembre acusada de "actuar contra la seguridad nacional" y de "cooperar con el Centro de Defensores por los Derechos Humanos", la organización fundada por la Nobel de la Paz Shirín Ebadí . Durante estos meses, la abogada, que es madre de una niña de tres años y un niño de 11, ha realizado tres huelgas de hambre para protestar porque se la mantenía en una celda de aislamiento y se le negaba el contacto con su familia y su abogado. El pasado diciembre, Ebadí organizó una sentada ante la sede de la ONU en Ginebra para pedir su liberación.

Ahora, el juez la ha condenado a cinco años de cárcel por "actuar contra la seguridad nacional", otros cinco por "no llevar la cabeza cubierta durante un mensaje grabado en vídeo" y uno más por "propaganda contra el régimen", según ha informado su marido, Reza Khandan. También se la ha prohibido ejercer como abogada y salir del país durante los próximos 20 años.

"Es muy extraño e injusto", ha declarado el marido aún en estado de choque por la desproporcionada condena. Khandan ha recordado que los interrogadores de su esposa le repetían que no iban "a permitir al juez que la sentenciara a menos de diez años".

"Sentencia política"

"Se trata claramente de una sentencia política destinada a apartar de su trabajo a una de las más destacadas defensoras de los derechos humanos en Irán mediante un grave error judicial", asegura Hadi Ghaemi, el portavoz de la Campaña. Ghaemi pide que se revoque durante la apelación. Sotudeh tiene 20 días para recurrir.

Sotudeh ha defendido a numerosos detenidos en las protestas que siguieron a la controvertida reelección de Mahmud Ahmadineyad en junio de 2009. Algunos de ellos, personas conocidas como el periodista Isa Saharkhis, pero también a muchos manifestantes anónimos. Con anterioridad, se había hecho un nombre como defensora de menores condenados a muerte, un asunto que tiene a Irán en el punto de mira de las organizaciones de derechos humanos internacionales desde hace años.

En un comunicado remitido a este diario, la Campaña Internacional por los Derechos Humanos en Irán asegura que la sentencia contra Sotudeh "es parte de un ataque sistemático contra abogados y activistas de derechos humanos". Hace apenas tres días, Shiva Nazaraharí, cofundadora del Comité de Reporteros por los Derechos Humanos, fue condenada a 4 años de cárcel y 74 latigazos. En octubre pasado, otro destacado abogado, Mohammad Seifzadeh, recibió una sentencia de 9 años de cárcel y 10 de inhabilitación.