Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gbagbo rechaza la oferta de inmunidad a cambio de dejar el poder en Costa de Marfil

Fracasa el último intento internacional para que ceda la presidencia al ganador de las elecciones.- Las autoridades de la región ultiman los detalles de una posible intervención militar

Nuevo fracaso de la comunidad internacional para que Laurent Gbagbo deje el poder en Costa de Marfil. Los presidentes de Benin, Cabo Verde y Sierra Leona y el primer ministro de Kenia han viajado este lunes al país para ofrecerle inmunidad judicial a cambio de que ceda la presidencia pacíficamente a Alassane Ouattara, reconocido como ganador de la segunda vuelta de las elecciones del 28 de noviembre, pero no han logrado convencerle. "Éste es el resumen de las reuniones de hoy día: Gbagbo se ha negado a renunciar", dijo a Efe, sin más explicaciones, una fuente de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO).

Era último intento de convencer a Gbagbo y evitar que se reanude la guerra civil(2002-007) que dejó el país dividido y controlado en el sur por las Fuerzas Armadas y de seguridad, leales a Gbagbo, y en el norte por las Fuerzas Nuevas de Soro, que no se desarmaron tras el conflicto y respaldan a Ouattara.

Gbagbo ha rechazado hasta ahora todos los llamamientos para que reconozca su derrota en las elecciones del 28 de noviembre frente a Ouattara. No ha hecho caso ni a la condena internacional ni a las amenazas de sacarlo del poder a la fuerza. Pero la misión de este lunes se había emprendido con esperanzas. "Hay indicios de que Gbagbo podría aceptar una dimisión, pero quiere garantías de que no será procesado por violaciones de los Derechos Humanos o delitos similares cuando deje el poder", explicó a Efe la fuente de la CEDEAO antes de la visita, recordando lo sucedido al ex presidente liberiano Charles Taylor, quien aceptó dimitir y quedar asilado en Nigeria, pero que está siendo juzgado por el Tribunal de La Haya. Además, Gbagbo quiere conservar sus cuentas en el extranjero ahora bloqueadas, al menos en EE UU y la Unión Europea, y "que sus principales partidarios tengan un lugar en el nuevo Gobierno" de Ouattara, según la fuente.

Intervención militar

La oferta podría ser el último intento, previo al uso de la fuerza militar, de convencer a Gbagbo de que ceda pacíficamente. Los presidentes de Benin, Cabo Verde y Sierra Leona ya estuvieron el martes pasado en Costa de Marfil y le advirtieron de que la CEDEAO puede utilizar la fuerza militar para obligarle a abandonar el poder si no lo entrega a Ouattara. A la misión se unió este lunes Raila Odinga, primer ministro keniano, como enviado de la UA, que el domingo se entrevistó en Abuya con el presidente nigeriano y titular de turno de la CEDEAO, Goodluck Jonathan, para coordinar sus posiciones.

El presidente beninés apuntó al término del encuentro con Gbagbo que las conversaciones seguirán, aunque otras fuentes, incluido su colega de Sierra Leona, aseguran que ésta ha sido la última visita. La CEDEAO deberá ahora decidir, posiblemente este martes, sobre el próximo paso, después de que la misión a Abiyán haya informado a Jonathan como presidente de turno del bloque africano occidental.

Los jefes militares de la región completaron los detalles de una posible intervención contra Gbagbo durante una reunión de dos días celebrada la semana pasada en Abuya. "El plan (militar) está listo, sólo resta activarlo", asegura el portavoz de la Comisión de la CEDEAO, Sunny Ugoh.