Casi 40 muertos en ataques a cristianos en Nigeria en vísperas de Navidad

Una cadena de explosiones sacuden varias aldeas cerca de la ciudad de Jos.- Atacadas dos iglesias en el noreste del país

Una cadenas de explosiones en el centro y noreste de Nigeria han dejado al menos 38 muertos la víspera de Navidad. La Policía del estado central de Plateau ha explicado que los atentados registrados en Jos se produjeron en aldeas cercanas a la ciudad y tuvieron como objetivo celebraciones de Nochebuena. Aquí han perdido la vida 32 personas y unas 74 se encuentran en estado crítico. Asimismo, sendos ataques a dos iglesias en el noreste del país han dejado seis muertos.

El jefe del Ejército, Azubuike Ihejirika, descartó que los atentados guarden relación con enfrentamientos religiosos que sacuden de forma esporádica la zona centro de Nigeria, donde se unen el norte, de mayoría musulmana, y el sur, principalmente cristiano. "Fue terrorismo, es un muy desafortunado incidente", ha dicho, en declaraciones desde la ciudad meridional de Port Harcourt.

Por otra parte, un grupo de personas lanzó cócteles molotov a última hora del viernes contra una iglesia de Maiduguri. Murieron cinco personas, entre ellas un pastor baptista, mientras que un segundo ataque en un centro cercano provocó una sexta víctima mortal.

El gobernador del estado de Borno, Ali Sheriff, consideró "preocupante" esta situación y advirtió de que las autoridades "harán todo lo que puedan para detener a los autores" de estas agresiones. "Debemos asegurarnos de que todos los ciudadanos dispongan de la seguridad adecuada para rendir culto de forma libre y sin miedo", añadió.

El presidente Goodluck Jonathan, por su parte, ha condenado hoy los ataques y ha enviado sus condolencias a las familias de las víctimas. "Garantizo a todos los nigerianos que descubriremos a quienes están detrás de las explosiones de Jos y los detendremos para que se enfrenten a la justicia", ha dicho Jonathan en la capital nigeriana Abuja.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS