Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La crisis del euro

Merkel afirma que está "impresionada" con las medidas de ahorro de España

La canciller alemana y Zapatero se reunirán en Madrid el 3 de febrero.- A la cumbre bilateral estarán invitados empresarios y sindicatos de ambos países

España y Portugal se van del Consejo Europeo con una relativa victoria, al menos en lo dialéctico, ya que han recibido los parabienes de sus socios del euro a sus respectivos planes de ajuste para reducir el déficit. No obstante, entre los respaldos, el más valioso por su implicación de cara al acoso de los mercados ha sido el de la canciller alemana, Angela Merkel. La líder demócrata cristiana se ha mostrado "impresionada" por las medidas adoptadas por los dos países de la península ibérica.

En opinión de Merkel, siempre exigente con respecto a la necesidad de apretarse el cinturón y defensora de la ortodoxia en el gasto, de ahí su valía con vistas a aplacar las dudas de los inversores de fuera de España, 2011 debe ser un año de reformas. Pero no solo en los países bajo la lupa de los mercados, si no en toda la Unión Europea. "En Europa tenemos que avanzar juntos", ha afirmado la canciller, quien ha recalcado que "sería deseable" una mayor cultura de la estabilidad" económica.

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y Merkel se reunirán en Madrid el 3 de febrero en una cumbre bilateral al que también estarán invitados empresarios y sindicatos de ambos países. Zapatero ha anunciado el encuentro en una rueda de prensa celebrada en Bruselas tras la cumbre europea.

"Alto significado económico"

La reunión hispano-alemana tendrá lugar sólo un día antes de una cumbre extraordinaria de líderes de la UE que se celebrará en Bruselas y estará dedicada expresamente a energía e innovación. Zapatero ha recalcado el "alto significado económico" de la cumbre bilateral de Madrid, motivo por el que se ha invitado a empresarios y representantes sindicales de España y de Alemania. Tras insistir en la relevancia de la cita, ha explicado que ambos gobiernos llevan días preparando el formato y el contenido y que él mismo tuvo ocasión de analizar los detalles con Merkel en una larga conversación telefónica que mantuvieron recientemente.

La canciller también se ha referido a esta cumbre y ha explicado que el objetivo de contar con la participación de empresarios y sindicatos es que haya "un intercambio amplio" de opiniones. Una reunión de ese formato demostrará que la cooperación bilateral "tiene una importancia particular", ha recalcado.

España y Alemania comenzaron a celebrar cumbres bilaterales en 1983 con una periodicidad anual, aunque la última tuvo lugar en Palma de Mallorca en enero de 2008. Comenzaban ya los problemas para Europa y Zapatero y Merkel concluyeron aquella reunión pidiendo a la UE que acordara nuevas medidas y más transparencia al constatar "una cierta desaceleración económica".