Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Obama considera "actos deplorables" las filtraciones de Wikileaks

Washington trata de congraciarse con México y Turquía tras las opiniones y maniobras desveladas en cables diplomáticos.- Es la primera vez que el presidente de EE UU se refiere al llamado 'cablegate'

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha expresado en dos llamadas telefónicas a los líderes de México y Turquía que las filtraciones de los cables del Departamento de Estado han sido "deplorables", a la vez que Felipe Calderón y Tayyip Erdogan le aseguraron que el incidente no afectaría a las relaciones diplomáticas con sus países, según ha informado la Casa Blanca. México y Turquía son dos de los países que más información secreta han visto revelada en el filtrado de cables a la prensa por parte de la organización de revelación de secretos Wikileaks.

El presidente estadounidense llamó a los dos mandatarios el sábado por la mañana. En la conversación con Erdogan, ambos dirigentes hablaron sobre "la creciente importancia en la asociación Estados Unidos-Turquía y reafirmaron su responsabilidad en trabajar conjuntamente en muchas cuestiones", ha informado la Casa Blanca. Los mismos comentarios hizo Obama a su homólogo mexicano, al que felicitó por su trabajo durante la Cumbre del Clima en Cancún y la resolución adoptada tras 12 días de trabajo.

Aunque ahora los tres dirigentes se muestran convencidos de que las filtraciones no perjudicarán a sus relaciones con Washington, hace dos semanas, Erdogan mostró públicamente su irritación, dado que los cables le retratan como un líder autoritario con un rechazo frontal a Israel y que deja que las fuerzas islamistas influencien a su Gobierno.

La alianza con Ankara es crucial para Washington, dado que es el único país de mayoría islamista que es miembro de la Alianza Atlántica y cooperó con la logística necesaria para acometer la invasión de Irak. "EE UU es responsable de las difamaciones y las exageraciones de sus diplomáticos", dijo en una conferencia.

En un cable de 2004, el embajador Eric Edelman retrata a Ergodan en estos términos: "Dentro del partido, el ansia de poder de Erdogan se revela con un estilo extremadamente autoritario y un profundo recelo hacia los demás: del mismo modo que un asesor espiritual de Erdogan y de su mujer Emine dice, Tayyip cree en dios, pero no se fía de él".

Respecto a México, los cables revelan un Estado desbordado por la lucha contra el narco, temeroso de perder la batalla contra los cárteles que plagan de violencia la frontera con EE UU, según diversas informaciones publicadas por EL PAIS, uno de los cinco medios internacionales que ha tenidoacceso a los cables.

Comenta esta noticia en Eskup | La mayor filtración de la historia | Preguntas y respuestas | Ir al especial