La huelga en Francia afecta al transporte y a las refinerías

Los trenes de medio y largo recorrido también se ven afectados por estos paros que se ratifican día a día a través de asambleas generales de trabajadores.- El Gobierno asegura que "no irá más allá en las concesiones" y que "seguirá con la reforma hasta el final"

La huelga (renovada cada 24 horas) que comenzó ayer en Francia en determinados sectores para protestar por la reforma de las jubilaciones afecta, sobre todo, a los trenes, a ciertas líneas de transporte urbano y a las refinerías.

Precisamente, el grupo petrolero Total ha anunciado que sus seis refinerías en Francia van a cerrar por la protesta. Los expertos, de cualquier manera, aseguran que, en circunstancias normales, no debe de haber problemas de suministro ni los habrá, al menos, en ocho días.

Los trenes de medio y largo recorrido también se ven afectados por estos paros que se ratifican día a día a través de asambleas generales de trabajadores. La SNCF asegura que los trenes internacionales funcionarán en un 80%

Más información
Cancelados en España 160 vuelos y trenes internacionales
Los sindicatos sacan más gente que nunca a las calles contra la reforma de las pensiones
Otra huelga general en Francia complicará mañana el tráfico aéreo
La huelga en Francia contra la reforma de las pensiones prende en las refinerías e inflama a los estudiantes

En París, el metro funciona normalmente, los autobuses casi normalmente y el tren de cercanías (RER) se ve afectado según las líneas. Hay ciudades en las que el transporte público funciona peor: Toulouse, Lille, Lyon, Rennes, Strasbourg, Mulhouse, Nancy, Metz o Besançon, entre otras. Por el contrario, el tráfico aéreo, que ayer sí se vio afectado por la huelga, funciona hoy normalmente.

Sarkozy se reafirma en su posición

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

En el plano político, todo sigue igual: el Gobierno asegura que no va a ceder en lo esencial (la retirada de los puntos duros de la ley, esto es, del retraso de la jubilación de los trabajadores franceses) y los sindicatos buscan cómo rentabilizar un éxito incontestable en las manifestaciones de ayer, que reunieron, según sus cuentas, a más de 3.500.000 personas, sin que una huelga impredecible se vuelva contra ellos. A la salida del Consejo de Ministros de hoy, varios diputados han señalado que "Sarkozy no va a ir más allá en las concesiones", y que "seguirá con la reforma hasta el final".

Otro elemento incontrolable es el de los jóvenes, que ayer se sumaron a la protesta. Por lo pronto, ya hay convocada otra jornada de manifestaciones para el sábado.

Estación de tren de Montparnasse de París, esta mañana.
Estación de tren de Montparnasse de París, esta mañana.AP

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS