Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Todos los grupos del Parlamento Europeo, salvo el PP, rechaza la expulsión de gitanos de Sarkozy

Barroso hace un llamamiento "a no despertar los fantasmas del pasado".- La Comisión evalúa la posible violación de las leyes comunitarias por parte de Francia

La política de expulsión de gitanos de Francia puesta en marcha por Nicolás Sarkozy ha recibido una dura reprimenda en el Parlamento Europeo. Todos los grupos políticos, a excepción del PP, han rechazado las deportaciones masivas de gitanos rumanos y han adoptado resoluciones coincidentes. En una cámara desangelada, con apenas un centenar de los 736 eurodiputados presentes, se ha vivido un intenso debate, celebrado horas después de que el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, hiciera en el primer debate del Estado de la Unión un llamamiento a "no despertar los fantasmas del pasado" y pidiera a los gobiernos "respetar los derechos humanos, incluyendo los de las minorías".

"En asuntos tan sensibles, cuando aparece un problema, todos debemos actuar con responsabilidad. Hago un fuerte llamamiento a no volver a despertar fantasmas del pasado europeo", ha señalado en su primera intervención en el debate sobre el Estado de la Unión, que se celebra en Estrasburgo (Francia).

La Comisión Europea (CE) ha anunciado hoy, además, la creación de un grupo de trabajo destinado a evaluar el uso que hacen los Estados miembros de los fondos sociales comunitarios para mejorar la situación de los gitanos. La medida se incluye en el análisis de la situación de dicho colectivo en Francia y en el resto de la Unión Europea (UE) elaborado por la vicepresidenta de la comisión y responsable de Justicia, Viviane Reding; el comisario de Asuntos Sociales e Inclusión, Laszlo Andor, y la comisaria de Interior, Cecilia Malström, informó la CE en un comunicado.

En paralelo a esta medida general, los expertos de la CE continuarán estudiando el caso concreto de Francia, después de haber pedido a las autoridades galas más detalles sobre algunos casos, según dijo Reding en su primera intervención en el debate sobre la situación de los gitanos en el Parlamento Europeo.

Durante el debate, Liberales, Socialistas, Verdes y la Izquierda Unitaria han pedido a francia la suspensión inmediata de las deportaciones de gitanos por considerar que viola la legislación comunitaria, fundamentalmente el derecho a la libre circulación de los ciudadanos, uno de los pilares de la UE.

Estos grupos trambién criticaron la actitud pusilánime de la Comisión ante las medidas del Gobierno francés. la vicepresidenta de la comisión y responsable de Justicia, Viviane Reding, respondió que está recabando pruebas de esas supuestas violaciones de las leyes comunitarias por parte de París y afirmó: "Yo ya he demostrado que ya soy capaz de llevar a los Estados grandes a los tribunales"

Debate en Eskup sobre la situación de los gitanos