Obama respalda la construcción de una mezquita cerca de la zona cero de Nueva York

El presidente de EE UU ha asegura que es "un derecho que tienen los musulmanes".- El centro cultural islámico, promovido por Cordoba Initiative, ha suscitado una gran polémica en el país

Madrid / Washington - 14 ago 2010 - 06:56 UTC

Mientras crece el Crece el rechazo a las mezquitas en Estados Unidos, esta madrugada el presidente Barack Obama ha defendido que los musulmanes tienen derecho a construir un centro de rezo cerca de la zona cero de Nueva York .

Los principales opositores son grupos relacionados en su mayoría con el movimiento ultraconservador del Tea Party, contra la construcción de nuevas mezquitas y centros islámicos en cualquier parte de EE UU . Obama ha roto hoy su silencio entorno al tema y ha declarado durante una cena celebrada en la Casa Blanca con motivo del Ramadán que "como ciudadano y como presidente, creo que los musulmanes tienen el mismo derecho a practicar su religión como cualquier otra persona en este país. Eso incluye el derecho a construir un sitio de oración y un centro comunitario en propiedad privada en el Bajo Manhattan, de acuerdo con las leyes y ordenanzas locales".

Más información

Durante su discurso ante líderes de la comunidad musulmana en EEUU, Obama ha destacado la tolerancia religiosa como uno de los cimientos del país. "No debemos nunca olvidar a quienes perdimos de forma tan trágica el 11-S, y debemos siempre honrar a quienes han liderado nuestra respuesta a ese ataque", ha afirmado el presidente estadounidense.

Obama ha subrayado que los enemigos de EE UU no respetan la libertad de religión y la causa enarbolada por Al Qaeda -responsable de los atentados terroristas de 2001- "no es el islam, es una gran distorsión del islam". "Estos no son líderes religiosos, son terroristas que asesinan a hombres, mujeres y niños inocentes. De hecho, Al Qaeda ha asesinado a más musulmanes que gente de otras religiones, y esa lista de víctimas incluye a musulmanes inocentes que fueron asesinados el 11-S", ha señalado.

La organización Cordoba Initiative intenta construir en Nueva York, a dos manzanas de donde se erguían las Torres Gemelas antes del atentado terrorista de 2001. Sus oponentes intentaron, infructuosamente, que el Gobierno local protegiera el edificio que ahora ocupa el solar, construido hace 152 años. El centro cultural islámicovalorado en 100 millones de dólares e incluirá un auditorio, piscina, gimnasio y la mezquita. De sortear todas las trabas actuales, la mezquita no abriría sus puertas al menos hasta 2014

El proyecto ha enfrentado en Nueva York a grupos que aseguran que la mezquita es una afrenta para las víctimas del 11-S y sus familiares con otros, entre los que están el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, y varios grupos judíos que insisten en que envía un mensaje de tolerancia y coexistencia pacífica entre las distintas comunidades de fe.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha respaldado la construcción de una mezquita y un centro cultural aledaño al sitio de los ataques del 11 de septiembre del 2001 en Nueva York.Hasta el momento, el proyecto ha recibido el rechazo de grupos conservadores y habitantes de la ciudad."Como ciudadano y como presidente, creo que los musulmanes tiene el mismo derecho a practicar su religión como cualquier otro en este país", dijo Obama.AGENCIA ATLAS

Obama viaja a Florida para promover el turismo tras el vertido de BP

Barack Obama, y su familia viajarán hoy a Florida, en la zona de la costa del Golfo de México, donde pasarán 27 horas para promover el turismo local, un sector fuertemente golpeado por el derrame de petróleo.

Se desconoce el itinerario completo de la familia presidencia en Florida, aunque la Casa Blanca adelantó que Obama prevé realizar una mesa redonda con líderes de la pequeña empresa para hablar sobre el impacto del vertido en la zona. Se prevé que durante ese encuentro, el presidente estadounidense delinee la próxima fase de la respuesta al desastre ecológico, ahora que BP ha logrado contener el derrame del crudo.

El derrame de millones de barriles de petróleo de la empresa BP en el Golfo de México, a raíz de una explosión en la plataforma Deepwater Horizon el pasado 22 de abril, produjo el cierre de numerosas playas y puso freno a la producción pesquera en grandes partes de Luisiana, Mississippi, Alabama y Florida.

Lo más visto en...

Top 50