Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Donald Trump se ofrece a comprar el edificio junto a la 'zona cero' del 11-S destinado a una mezquita

El magnate, contrario al centro cultural islámico que había desatado una enorme polémica en Nueva York, ofrece pagar al dueño del edificio un 25% más de lo que abonó

Lo que no se le ocurra a Donald Trump. El magnate neoyorquino acaba de hacer pública su fórmula para acabar de una vez por todas con la polémica que rodea al centro cultural islámico Cordoba House junto a la zona cero de los atentados del 11-S de Nueva York. Y como no puede ser de otra manera, su solución pasa por poner dinero en efectivo sobre la mesa.

El empresario quiere comprar el edificio en el 45 Park Place, ofreciendo al inversor egipcio Hisham Elzanaty un 25% más de lo que pagó. Y así se lo ha transmitido por escrito. "Hago esta oferta como residente de Nueva York y como ciudadano de Estados Unidos", aclara en la misiva.

Poco después, el pastor integrista de Florida Terry Jones anunciaba que renunciaba a su plan de quemar coranes a partir de este 11-S tras haber llegado a un acuerdo con líderes musulmanes de que no se construiría una mezquita junto a la zona cero de los atentados de Nueva York, allí donde se ubicaban las Torres Gemelas hasta que dos aviones pilotadas por terroristas de Al Qaeda las hicieran desplomarse. Sin embargo, horas después dijo que no ha cancelado la quema, sino que está "en suspenso".

Es conocida la oposición de Trump al centro cultural a dos manzanas del lugar donde colapsaron las Torres Gemelas. Una posición que es compartida por siete de cada diez neoyorquinos. Sus intenciones son, dice, "patrióticas", no de negocios. "No es que crea que se trata de una localización espectacular, porque no lo es".

Trump añade que su objetivo es acabar "con una situación muy seria, incendaria y altamente conflictiva que, en mi opinión, sólo está llamada a empeorar", aseguró hoy Trump en un escrito remitido a uno de los promotores del proyecto.

El magnate cree que la división generada por este proyecto, tanto en la ciudad de los rascacielos como en EE UU, sólo va a "ir a peor". Por eso deja claro que su oferta está condicionada a que los promotores del proyecto no alcen otro edificio similar a menos de cinco manzanas de la zona cero.

Wolodymyr Starosolsky, el abogado del inversor que controla la propiedad donde se alzará el Cordoba House, dice que la oferta de Donald Trump es "una manera barata de hacer publicidad y meterse en el candelero".