Carole White, ex representante de Campbell, testifica que Taylor le prometió un regalo de diamantes en su presencia

La actriz Mia Farrow también contradice a la modelo británica y declara que le dijo haber recibido un "diamante enorme", de parte del ex presidente liberiano

La actriz Mia Farrow y la ex agente Carol White, antigua representante de Naomi Campbell, han contradicho hoy a la modelo sobre los diamantes que esta recibió en 1997 en Sudáfrica, supuestamente de parte del ex presidente de Liberia, Charles Taylor, juzgado por crímenes de guerra en el Tribunal Especial para Sierra Leona.

White ha dado una versión detallada y segura de la forma en que la modelo británica recibió un regalo de diamantes en septiembre de 1997. "Durante la cena, en casa de Nelson Mandela, Naomi me dijo que Taylor quería regalarle unos diamantes. Esa noche, esperamos a los enviados del ex presidente liberiano en el vestíbulo de la residencia donde dormíamos. Trajeron un papel arrugado con cinco o seis diamantes poco atractivos. Decepcionantes, incluso. Pero ni ella ni yo los habíamos visto antes en bruto", ha dicho. Ha sido llamada por la fiscalía del Tribunal para Sierra Leona, que juzga al ex presidente liberiano por crímenes de guerra y contra la humanidad.

Más información
El genio de Naomi Campbell no se aplaca
Campbell asegura que recibió "unas piedras pequeñas y sucias"
Dimite el responsable de la Fundación Mandela que ocultó los diamantes de Campbell

En su turno de preguntas, la defensa de Taylor ha presentado a la antigua colaboradora de la modelo como una persona con un motivo para mentir contra Campbell. "Una persona que tiene un pleito por ruptura de contrato (la modelo la ha demandado a su vez) que podría ganar mucho dinero si lo gana", en palabras de Courtenay Griffiths, a cargo de la defensa.

El testimonio de Carole White ha seguido al de la actriz Mia Farrow, invitada a la misma recepción en Sudáfrica hace 13 años. "Naomi Campbell me dijo, a la mañana siguiente, que unos enviados de Charles Taylor le habían dado un diamante enorme que pensaba donar a la Fundación Mandela". Ambas declaraciones contradicen la de la modelo, que asegura no saber quién le regaló los diamantes. Taylor, ex presidente de Liberia, está acusado de haber usado "diamantes sangrientos" para armar al Frente Unido Revolucionario de Sierra Leona, y hacerse fuerte en África occidental.

Campbell Campbell declaró la semana pasada ante los mismos jueces, que "unos desconocidos le entregaron unas piedras sucias". También testificó bajo juramento que sólo "asumió que eran diamantes en bruto cuando se lo sugirió Mia Farrow". La actriz ha sido asimismo reclamada por la fiscalía, que quiere demostrar la relación entre Taylor y los insurgentes del Frente Unido Revolucionario sierraleonés. Sus intermediarios comerciaban con diamantes con apoyo de la vecina Liberia. De los crímenes de guerra y contra la humanidad cometidos con las armas así pagadas, se acusa al ex presidente liberiano.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Con respecto a Farrow, la defensa de Taylor ha basado su interrogatorio en fomentar la duda acerca de las diferentes versiones dadas por la actriz y la modelo sobre la verdadera naturaleza del presente. "Usted habla de un diamante. Campbell de varias piedras. Ha pasado mucho tiempo. ¿No será que lo recuerda mal?", ha preguntado el letrado. "No creo. Sólo puedo contarle lo que recuerdo. Y Naomi me dijo que Taylor le mandó un diamante, traído por varios hombres", ha respondido a actriz, ex esposa del director Woody Allen. También ha dicho que Graça Machel, esposa de Mandela, la apartó de Charles Taylor para que no la fotografiaran con él. "Este hombre no debería estar aquí. No queremos que te asocien con su presencia", le dijo.

La defensa ha intentado compensar la mala imagen que esas palabras daban de su cliente, trazando una semblanza de la propia Graça Machel. "Es la única mujer que ha estado casada con dos presidentes africanos. El primero, Samora Machel, lo fue de Mozambique. Machel y Mandela son dos hombres que han pasado por la cárcel y han sido, cada uno a su manera, revolucionarios. "¿Le parece que la señora Machel, hoy esposa de Mandela, podría incomodarse ante la presencia del entonces presidente liberiano Taylor?", inquirió el letrado. "Solo sé que la señora Mandela me dio la sensación de no querer que Taylor estuviera allí, con nosotros", ha repetido la actriz.

A pesar de su aparente fragilidad y mala memoria con las fechas, ha mantenido su declaración sobre Campbell, Taylor y los diamantes. "Sin embargo, usted no sabía nada de Liberia, ni de los diamantes en bruto, ni como circulan en África", le ha preguntado la defensa. "Es cierto. Me avergüenza admitir la poca información que tenía en 1997 de todo esto. También es verdad que luego leí sobre el arresto de Taylor, los cargos en su contra y los niños soldados. Pero no me di cuenta de que el asunto de los diamantes de aquella noche en Sudáfrica pudiera ser tan relevante. Lo olvidé, y por eso no me puse en contacto antes con este Tribunal", ha repetido.

Durante el proceso se han emitido pasajes de entrevistas concedidas por la propia Farrow, a la televisión en Estados Unidos. Son unos documentales sobre la guerra civil en Sierra Leona, trufados con escenas de las declaraciones de víctimas mutiladas por el Frente Unido Revolucionario sierraleonés. "La hemos visto decir en esa filmaciones que sería feliz si se hiciera justicia a la gente de Darfur (Sudán), y también a la de Sierra Leona y Liberia. Pero a Charles Taylor no le juzgan por nada ocurrido en suelo liberiano", ha señalado la defensa. El equipo que defiende a Taylor daba a entender así que ella podría creer, de antemano, que el ex presidente liberiano - así como al sudanés, Omar el-Bashir, acusado de genocidio por la Corte Penal Internacional- son culpables de los crímenes que se les imputan.

Momento en que la actriz estadounidense Mia Farrow ofrece su testimonio en el Tribunal Especial para Sierra Leona
Momento en que la actriz estadounidense Mia Farrow ofrece su testimonio en el Tribunal Especial para Sierra LeonaEFE
La ex agente de la modelo, Carole White, durante el juicio.
La ex agente de la modelo, Carole White, durante el juicio.AFP

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS