Dos soldados americanos y otros dos británicos han muerto en ataques en las últimas 48 horas en Afganistán

En Pakistán, 18 civiles han sido asesinados en el asalto al convoy con escolta en el que viajaban

Nueva oleada de violencia en Afganistán y Pakistán. Dos militares americanos y otros dos británicos han sido asesinados en Afganistán en las últimas 48 horas. Todo apunta a que los talibanes están detrás de los ataques, perpetrados con bombas de fabricación casera.

Uno de los soldados británicos que murió el viernes estaba patrullando el bastión taliban de Sangin. El que ha fallecido hoy estaba en Nahr-e Saraj, también en la región de Helmand. Los soldados americanos estaban uno en el sur y el otro en el este del país, según ha confirmado de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF), misión militar bajo mando de la OTAN, y las autoridades británicas. Estas cuatro muertes se suman a las de los once militares de la OTAN que el pasado 14 de julio fueron asesinados en la región. En total, 375 militares extranjeros han muerto en Afganistán desde principios de año según icasualties.org. En 2009, murieron 520.

Más información
Afganistán crea unas milicias locales contra los talibanes
11 soldados de la OTAN mueren en Afganistán

Por otra parte, 18 personas han sido asesinadas cuando se desplzaban a Peshawar, en Pakistán, cerca de la frontera con Afganistán. Un convoy de vehículos en el que viajaban civiles y que estaba siendo escoltado por fuerzas de seguridad sufrió un ataque mientras se dirigía de Parachinar (la ciudad más importante de la región de Kurram, dominada por los patunes) a Peshawar. Entre los muertos a balazos hay dos mujeres.

Al menos 11 personas fueron asesinadas en un ataque similar la semana pasada cuando un autobús de pasajeros que se dirigía a Peshawar fue atacado en Afganistán. Los civiles cada vez recurren más a los convoys escoltados en busca de protección.

Las regiones orientales y meridionales fronterizas con Pakistán son los principales bastiones de la insurgencia talibán, que protagoniza frecuentes ataques contra las tropas internacionales y afganas y atentados que afectan también a la población civil. EE UU y la OTAN han acordado incrementar su despliegue en Afganistán para proteger el desarrollo de las elecciones presidenciales, previstas para el próximo 20 de agosto.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Por otra parte, militares americanos han participado, en colaboración con las fuerzas afganas, en una gran ofensiva en la provincia de Kunar contra los rebeldes que están en la frontera con Pakistán. Además, ISAF ha comunicado hoy que ha matado a decenas de rebeldes y ha capturado a un centenar en unas 40 operaciones desarrolladas entre el 9 y el 16 de julio en diversas zonas de Afganistán.

En un intento de contrarrestar el poder y la presencia de los talibanes en las regiones más remotas del país, el presidente de Afganistán, Hamid Karzai, dio el viernes el visto bueno a un plan destinado a la creación de fuerzas locales de defensa . El proyecto viene diseñado desde Washington, por el nuevo responsable de las fuerzas de EE UU y de la OTAN en la región, el general David Petraeus

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS