Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno de Chávez interviene un banco vinculado con la cadena de TV Globovisión

La medida se ha aplicado al banco Federal, de mediano tamaño, por "problemas de liquidez".- Su dueño, Nelson Mezerhane, es el principal accionista del canal opositor

Mientras los venezolanos veían el partido Italia-Paraguay, el último de la jornada de hoy en el Mundial de Sudáfrica, las autoridades venezolanas han anunciado la intervención de otro banco, esta vez del Banco Federal, una entidad de mediano tamaño del sistema financiero, por "falta de liquidez". Según el director de la Superintendencia de Bancos (Sudeban), Egdar Hernández, la institución muestra irregularidades y graves problemas de liquidez, por lo que es intervenida con miras a proteger el ahorro de los clientes.

Sin embargo su propietario, Nelson Mezerhane, quien es además principal accionista de la cadena de noticias Globovisión, ha calificado de "totalmente falso" los problemas de liquidez y mas bien ha apuntado que la medida es una "factura" política por la posición crítica con el Gobierno que mantiene la emisora. La intervención del Banco Federal, añadió, es el resultado "de una cadena de hechos que demuestra que el que esté apoyando la libertad de expresión en Venezuela, paga por ello". El presidente de Globovisión, Guillermo Zuloaga, y uno de sus hijos se encuentran en "paradero desconocido" después de las acciones judiciales en su contra por los delitos de "usura genérica" y "acaparamiento".

La intervención del Federal ha sido "a puerta cerrada", y será efectiva a partir de mañana martes. Hoy solo se han limitado las operaciones en taquilla. Según Hernández, de Sudeban, la principal razón de esta "medida extrema" ha sido que la Sudeban pidió al Banco Federal un incremento de capital de 1.500 millones de bolívares (348 millones de dólares, 285 millones de euros) para "solventar las deficiencias de liquidez", pero que los accionistas dijeron que "solo podían aportar menos del 10%".

Ha precisado que la intervención se mantendrá hasta que la junta interventora entregue un informe sobre el estado financiero del banco, para lo que cuenta con un máximo de 60 días. Mientras, miles de clientes, entre empresarios y particulares, tendrán sus fondos congelados, aunque Hernández ha garantizado que el 96% de los clientes tienen garantizado su dinero a través del estatal Fondo de Garantías de Depósitos (Fogade). La entidad intervenida tiene 284.000 clientes, de los cuales 273.000 tienen garantizado auxilios financieros por un total de 2.150 millones de bolívares (unos 410 millones de euros), según los datos oficiales.

De ese informe dependerá, añadió Hernández, "si se reabre el banco o es liquidado definitivamente". Hernández no descartó que el proceso de intervención se amplíe "a empresas relacionadas o vinculadas, ya sea financiera o comercialmente", sin ofrecer más precisiones.

Mezerhane acusó directamente al presidente venezolano, Hugo Chávez, de estar detrás de la campaña contra el Federal, al señalar que en diciembre pasado el mandatario habló públicamente de la posibilidad de tomar la entidad financiera. "El presidente (Chávez) dijo 'ese banco pa'acá (es decir a manos del Estado), y nos originó una corrida (pérdida) del 45% en los depósitos en dos semanas y media", declaró Mezerhane.

Ha asegurado que la intervención del Banco Federal forma parte "de un programa premeditado para ir asfixiando a los empresarios que somos fundadores de Globovisión".