Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El conflicto de Oriente Próximo

"Los israelíes disparaban a matar desde las lanchas de asalto"

Los tres españoles detenidos en la flotilla con dirección a Gaza aseguran que existen pruebas grabadas de la violencia con la que se condujo el ataque

Los asistentes al funeral de las víctimas del asalto israelí rezan ante los féretros.
Los asistentes al funeral de las víctimas del asalto israelí rezan ante los féretros. AP

Felices tras recobrar la libertad, los tres españoles detenidos por Israel en el asalto a la flotilla de ayuda humanitaria a Gaza, hablaban con rosas rojas en la mano en el aeropuerto de Estambul a las 3.30 de la madrugada del jueves (las 2.30, hora peninsular española) con la prensa que les aguardaba.

La camarógrafa catalana Laura Arau, de 30 años; el activista madrileño Manuel Tapial, de 35, y el periodista valenciano David Segarra, de 33, estuvieron en el punto de mira de los visores láser de los comandos israelíes que les habían abordado en aguas internacionales tres días antes.

El reportero Segarra rompió el silencio tras la bienvenida emocionada del cónsul de España en Estambul. "Es inaceptable que un ataque de este tipo pueda pasar en el Mediterráneo en pleno siglo XXI". Pero Tapial, más ducho en lidiar con los medios de comunicación desde el otro lado de la barrera, no dejó de llevar la voz cantante . "Agradecemos ante todo a Turquía habernos traído de vuelta, y por demostrar su dignidad con su actitud hacía Israel, que ha atacado a médicos en el barco, a población civil... Creo que ha habido ejecuciones dentro del barco". "Todos los gobiernos de la comunidad internacional deberían tomar conciencia de con qué país están haciendo acuerdos", apostilló en el comienzo de una larga serie de reproches al Estado hebreo.

Los tres estaban en la sala de prensa del transbordador Mavi Mármara cuando se produjo el asalto de las fuerzas israelíes. "A pesar de estar perfectamente identificados nos apuntaron con sus armas con rayos láser a la cabeza. Después nos han pegado, nos han insultado. Yo sólo he comido una vez en todo este tiempo", asegura Tapial, veterano representante de los movimientos alternativos en Madrid. Laura Arau, su compañera sentimental, mantuvo silencio durante las declaraciones de Manu, mientras Segarra, colaborador del canal latinoamericano Telesur, asentía con gesto serio. Solo al final se atrevió a hablar para recordar su situación durante el asalto. "Todos nos quedamos como paralizados. Unos se pusieron delante de los soldados haciendo el signo de la victoria con los dedos. Yo no sentía miedo, y me puso a hacer lo que mejor sé hacer: grabar los hechos con mi cámara de vídeo", relata Laura. Todo el material gráfico de la flotilla ha quedado confiscado por las fuerzas de seguridad israelíes. Así que Laura no podrá contemplar las imágenes que tomó.

"Han tratado de silenciarnos

Pero Manuel Tapial parece recordarlo todo. "Han tratado de silenciarnos. Pero han conseguido que el mundo entero alce su voz contra ellos ahora". "Había más de 12 barcos de guerra para una flotilla civil como la nuestra", tercia Segarra. "El Gobierno español", prosigue Tapial, "debe tomar todas las medidas legales posibles contra el Gobierno de Israel. El ministro israelí de Defensa, Ehud Barak, es el máximo responsable de lo ocurrido. Pediremos que se abra una investigación y que se enjuicie a los responsables".

El activista madrileño asegura que el abordaje israelí se saldó con más de nueve fallecimientos. "Los organizadores de la flotilla han contabilizado entre 16 y 20 muertos. Nos han dicho que se tiraban cadáveres al mar. Nosotros hemos visto el barco lleno de sangre... Desde las Zodiac [lanchas de asalto] disparaban a matar. Nuestra resistencia fue pacífica, y no violenta".

Afirma Tapial que un fotógrafo de la organización de la flotilla recibió un disparo en la cabeza. "Israel da el mensaje a la comunidad internacional de que goza de impunidad. Y a las ONG que trabajamos con el pueblo palestino se nos amenaza. Se equivocan porque volveremos a Gaza. Este es el final del bloqueo".

Los españoles liberados en Estambul regresan el viernes a Barcelona, donde han convocado una conferencia de prensa. Vuelven sin equipaje, pero aseguran que las imágenes del asalto han quedado grabadas antes de ser confiscadas porque fueron emitidas vía satélite al exterior. "Vamos a demostrar todo lo que se ha querido ocultar", advierte Tapial.