Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"En los barcos había las mismas armas de destrucción que estaban en Irak"

Manuel Espinar, padre de Manuel Tapial, uno de los cooperantes españoles que iba en la flotilla, acusa al Gobierno y a la UE por lo ocurrido

"Ahora viene la campaña de intoxicación. Estuvimos en Irak dos veces y las armas de destrucción que tenía Irak son las mismas que llevábamos en la flotilla". Manuel Espinar no había recibido todavía ninguna nueva noticia sobre la suerte de su hijo, Manuel Tapial, uno de los cooperantes españoles que iban en la flotilla de ayuda asaltada por el Ejercito israelí la pasada madrugada frente a la costa de Gaza, cuando ha comparecido esta mañana en Madrid para desmentir "las mismas mentiras de siempre".

"Voy a hablar como cualquier compañero", ha dicho Espinar, que preside la asociación Cultura, Paz y Solidaridad de la que son miembro su hijo y Laura Arau, la otra cooperante española que participaba a la iniciativa internacional contra el bloqueo israelí de la franja de Gaza. "El Gobierno es culpable. Yo mismo fui al Ministerio de Exteriores para pedir que un organismo internacional fuese a los barcos, supervisase los barcos para ver si teníamos armas de destrucción masivas", ha declarado Espinar en reacción a las noticias de la presencias de armas en algunos de los barcos que componían la flotilla. "Nunca tuve respuesta. Me dijeron que viajábamos con bandera turca. Eso es lo que hay que denunciar... Al Gobierno le habíamos pedido protección, le habíamos pedido protección a la UE y no nos contestaron".

Lo que sí ha reconocido Espinar es que ha habido respuesta al asalto militar. "Allí no había armas. Pero que se han resistido es verdad. Había mucha gente mayor en el barco... 'Son de tu generación', me decía mi hijo. Y es verdad que se han defendido con palos. Pero lo que hay que preguntarse es qué hacía Israel en aguas internacionales. Porque siempre se nos devuelve la pregunta...Pero la pregunta es: ¿Qué hacia Israel en aguas internacionales?", señaló tras leer en la sala lo que un compañero le acababa de pasar en un papelito: "Lopez Garrido [el secretario de Estado para la UE] ha dicho que los tres españoles están bien".

Espinar ha insistido en que nadie pensaba que la flotilla iba a ser atacada. "Hablé con mi hijo poco antes del ataque. Nunca pensamos que iba a haber una intervención militar como esta". El presidente de Cultura y Paz ha dicho que si los tres españoles los dos cooperantes y el periodista David Segarra, han sido detenidos lo más probable es que le lleven al puerto de Ashdod o de Haifa.

"Esta vez, vamos a llevar el asunto ante el Consejo de Seguridad de la ONU", ha indicado por su parte el consejero de Asuntos de cooperación de la Delegación general de Palestina en Madrid, Raouf AlMalki, "Israel no puede seguir con las violaciones de derechos humanos en la total impunidad. Israel se atreve una y otra vez porque nunca encuentra una respuesta firme de la comunidad internacional", ha añadido.

Willy Toledo roba la escena

La sala del Ateneo de Madrid no solo estaba atiborrada por los representantes de los medios de comunicación. Sentado entre las últimas filas, el actor Willy Toledo ha intervenido casi al final de la convocatoria para pedir "al señor Moratinos [el ministro de Exteriores] que convoque una rueda de prensa que las armas que el Gobierno español le vende al estado criminal de Israel no matan" y para deciirle "a Zapatero que se anime y que vuelva a ser el único de la UE en recibir a un nazi criminal como Lieberman [el ministro de Exteriores israelí, Avigdor Lieberman]". Luego el actor, quien desató a principios de marzo una oleada de polémicas por sus declaraciones sobre los presos políticos cubanos, se ha dirigido a "esta cosa infecta y repugnante que se llama Plataforma de españoles por la democratización de Cuba y a la señora Rosa Montero que apoyó el bombardeo criminal de Gaza para que se anime y que apoye también esta salvajada y el crimen que acaban de cometer".