Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La OTAN interviene ante el aumento de la tensión entre albaneses y serbios en Mitrovica

Unas elecciones locales en la parte norte de la dividida localidad kosovar provocan nuevos choques violentos entre ambas comunidades étnicas

Efectivos de las fuerzas de paz de la OTAN y de la policía han tenido que mediar hoy en los violentos enfretamientos entre albaneses y serbios en la localidad kosovar de Mitrovica. Los choques de hoy entre ambas etnias, a raíz de unas elecciones locales celebradas por la comunidad serbia con oposición de los albaneses, son los peores que se han registrado en la dividida localidad desde la proclamación de la independencia de Kosovo hace dos años.

La policía kosovar ha disparado gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes, mientras que las fuerzas de la OTAN y algunos oficiales de policía de la misión de la Unión Europea se han desplegado rápidamente en el puente que atraviesa el río Íbar y que separa los barrios albaneses, al sur de Mitrovica, de los serbios.

Los albaneses se manifestaban contra las elecciones que, con el respaldo de Belgrado, se han celebrado hoy en la parte serbia de la ciudad, donde el Gobierno de Pristina no tiene autoridad. Algunos testigos de la protesta han señalado que se han producido disparos en las proximidades del puente, aunque no han especificado de dónde provenían estos. Mientras, autoridades sanitarias de la parte serbia han informado de al menos dos heridos al ser alcanzados por las piedras que ambos grupos de manifestantes se han lanzado.

"Hemos empleado una pequeña cantidad de gases lacrimógenos y hemos intervenido para parar a los grupos de albaneses y serbios y prevenir una rápida escalada de violencia", ha informado un portavoz de la policía kosovar.

Por su parte, la fuerza de la OTAN en la zona, compuesta por unos 10.000 efectivos y conocida como KFOR, ha insistido en que no tolerará ningún tipo de violencia. "Seguiremos con nuestro mandato y en caso de algún problema que pueda amenazar la seguridad, la estabilidad o la libertad de movimientos haremos todo lo necesario para reinstalar la normalidad", ha proclamado el portavoz de la alianza atlántica Anthony Pfau.

La ex república serbia de Kosovo proclamó unilateralmente su independencia hace dos años. Desde entonces, la situación en el norte del país es inestable, puesto que los 120.000 serbios que viven en él rechazan colaborar con las instituciones dirigidas por la mayoría albanesa y con Eulex, la misión puesta en marcha por la Unión Europea para contribuir al desarrollo democrático del nuevo estado.