Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un atentado ante la Embajada española en Bagdad mata a un empleado de la legación alemana

Exteriores descarta víctimas entre el personal español, pero sí "cuantiosos daños materiales" en las oficinas.- Otros dos atentados causan en la capital iraquí al menos 41 víctimas mortales

"Hemos encontrado trozos del vehículo de unos 40 kilos en la azotea y el jardín". Un coche bomba ha sacudido a las 11.30 (hora local) las embajadas de España y Alemania en Bagdad y ha causado la muerte, hasta el momento, de uno de los empleados iraquíes de seguridad de la legación alemana. El encargado de negocios de la misión española, Antonio González-Zavala, en conversación telefónica con EL PAÍS, ha confirmado que no hay que lamentar víctimas entre los trabajadores de la Embajada española, aunque el ataque sí ha ocasionado "bastantes daños materiales". "Nos podía haber tocado a nosotros", ha explicado González-Zavala, en relación a la única víctima por el atentado. Más de 40 personas han muerto en otros dos atentados registrados en la capital iraquí.

Poco después de la explosión del coche bomba situado a unos 150 metros de las dos embajadas, contiguas en el barrio bagdadí de Al Mansur, un segundo vehículo, situado a mayor distancia, ha saltado por los aires sin dañar, en esta ocasión, los edificios de la representación diplomática de los dos países. "Yo estaba en mi despacho -ha relatado González-Zavala- cuando he visto las ventanas volar". La onda expansiva y la metralla han alcanzado el edificio de la Embajada española pese a los muros de protección y las planchas de acero que cubren las ventanas.

Una Embajada en la zona roja

Tras el estallido del artefacto, el equipo de GEOs de la misión española ha trasladado al personal -la legación se compone de una veintena de personas- a la zona de seguridad del complejo. El edificio de la embajada española se encuentra en la conocida como zona roja de la capital iraquí, un área que, a diferencia de la zona verde en la que trabaja Estados Unidos, Reino Unido y el Gobierno del país, no está absolutamente sellada, aunque, como aclara González-Zavala, "no es mucho menos segura".

Españoles y alemanes comparten un primer muro de seguridad que da acceso a las embajadas. Ese primer control está formado por tres entradas, dos custodiadas por personal local contratado por los alemanes y una controlada por los españoles. El coche bomba se ha lanzado contra el muro por la zona en la que se encontraban los empleados de la misión alemana causando la muerte a uno de ellos. La explosión ha dejado víctimas también entre la gente que paseaba en el exterior de los edificios.

Solidaridad con el pueblo iraquí

Un comunicado de condena del Ministerio de Exteriores español ha confirmado que no hay víctimas entre su personal, aunque sí ha lamentado los "cuantiosos daños materiales" en la legación. El Gobierno ha expresado a través de esta nota sus condolencias a las víctimas, así como su solidaridad con el Gobierno y pueblo iraquíes. Salvo algunos empleados locales, el resto de la misión española ha vuelto ya al trabajo.

A lo largo del día tres explosiones en total han sacudido Bagdad, según informa la agencia Reuters. Además de la registrada frente a las embajadas alemana y española, se han producido dos atentados suicidas ante las embajadas iraní y egipcia que han dejado al menos 41 muertos y más de 200 heridos.