Los demócratas logran los apoyos para aprobar en el Senado el proyecto de reforma sanitaria

La mayoría demócrata del Senado estadounidense cuenta ya con los 60 votos necesarios para aprobar el texto después de que el senador demócrata Ben Nelson haya anunciado hoy su respaldo

La mayoría demócrata en el Senado de EEUU cuenta ya con los 60 votos necesarios para aprobar el proyecto de ley de reforma sanitaria, después de que el senador Ben Nelson haya anunciado hoy que apoyará la medida. Nelson, senador demócrata por Nebraska y firme enemigo del derecho a la interrupción voluntaria del embarazo, había expresado hasta ahora sus dudas a la hora de apoyar la medida al considerar que debía contener más disposiciones contra el aborto.

El legislador ha dado a conocer su apoyo al proyecto después de que el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, anunciara una serie de modificaciones en el mismo. Entre los cambios se incluyen algunas concesiones a Nelson en lo que respecta al aborto y financiación para el estado que representa el senador.

Más información
El Senado de EE UU presenta su plan de reforma sanitaria

Con el voto de Nelson, los demócratas consiguen una mayoría cualificada de 60 de los 100 integrantes del Senado (58 senadores demócratas más dos independientes), y garantizan así la aprobación de la reforma sin que la oposición republicana pueda presentar obstáculos al procedimiento (aplicando una serie de tácticas conocidas como filibusterismo). El objetivo de los demócratas es aprobar la medida antes del día de Navidad, lo que podría suponer una votación durante la propia Nochebuena.

La versión definitiva de la medida ha eliminado la creación de una opción pública, es decir, un seguro sanitario público que compitiera con el sector privado. En su lugar, se permitirá a las aseguradoras privadas que puedan ofrecer planes de cobertura en todo el país, en lugar de estar sometidos a las diferentes regulaciones de cada estado.

Una de las grandes innovaciones de la medida es la prohibición a las aseguradoras de negarse a dar cobertura a quienes padezcan ya enfermedades. Esa prohibición tendría efecto inmediato para los niños, y se extendería a toda la población para 2014.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Una vez el Senado apruebe su proyecto, este deberá ser armonizado con el que ya salió aprobado de la Cámara de Representantes. Posteriormente habrá una nueva votación en ambas cámaras que, una vez le den luz verde, permitirán al presidente Barack Obama cumplir el deseo de estampar su firma en una ley de reforma sanitaria.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS