Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Análisis:

El islam en Europa

Un grupo de expertos reflexiona para ELPAÍS.com sobre la prohibición de los minaretes en las mezquitas en Suiza

Los ciudadanos suizos expresaron ayer en un referéndum un rotundo apoyo a la propuesta de prohibir en la Constitución la erección de minaretes en las mezquitas que se construyan en el país helvético en el futuro. Un 57,5% de los votantes respaldó la iniciativa del ultraderechista Partido Popular Suizo (SVP-UDC), que no afectará a los cuatro minaretes ya existentes en territorio suizo. La tasa de participación de la consulta se situó alrededor del 55%.

ELPAÍS.com ha consultado con expertos y analistas el debate abierto sobre islam y democracia. El resultado de la consulta ha despertado los temores a posibles fricciones con el mundo musulmán en Europa.

Fernando Reinares / Catedrático de Ciencia Política de la Universidad Juan Carlos

"Lo sucedido en Suiza ilustra el problema de la identidad colectiva en las sociedades multiculturales y es reflejo de la preocupación en esas sociedades por el acomodo del Islam a los valores y procedimientos democráticos en la medida en que los sectores salafistas van ganando terreno. Esta inquietud genera en muchas ocasiones hostilidad al extranjero y en este caso islamofobia, lo que debe hacernos reflexionar sobre si está funcionando o no la integración social de los musulmanes".

Riay Tatary / secretario general de la Comisión Islámica de España

"Estoy sorprendido por la hostilidad y falta de sentido de los argumentos que he leído estos días en los medios de comunicación suizos. Las razones de los partidarios de la prohibición no tienen ni pies ni cabeza. Entre otras cosas han dicho que si no se tomaba esa decisión Suiza caminaría hacia la aplicación de la ley islámica. Al contrario de lo que opinan los partidarios de la prohibición, las mezquitas en Suiza, -la más antigua tiene 40 años- han contribuido a la buena integración de los musulmanes. La sociedad necesita comprender que los musulmanes necesitamos estos refugios religiosos y que su existencia contribuye a su integración en la comunidad musulmana y con el resto de la sociedad. En España el problema se ha manifestado a menor escala. Se ha localizado en algún municipio concreto, que se ha opuesto a su mera construcción. Pero como contrapartida, en otro municipio nos han dado la bienvenida.

Antonio Elorza, catedrático de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense de Madrid

"Me parece una barbaridad. Es una prueba de que la islamofobia tiene un fuerte arraigo en la extrema derecha europea. Es muy significativo que esta iniciativa haya salido adelante a pesar de la oposición frontal de todos los partidos suizos excepto el Partido Popular Suizo que fue el que la promovió. Por debajo del discurso oficial el racismo encuentra un caldo de cultivo. Hace falta condenarlo y poner en marcha una labor de información para aclararle a la sociedad la diferencia entre el Islam moderado y el yihadismo. Atacar al Islam sin hacer distinciones destruye la noción de humanidad, pero el otro extremo, la angelización generalizada, tampoco es la aproximación adecuada".

Mansur Escudero / Presidente de Junta Islámica

La prohibición de los minaretes en las mezquitas de Suiza es "una mala noticia y un asunto muy grave no tanto para el Islam como para la democracia en Europa y en general para las libertades públicas y democráticas", afirma Mansur Escudero, presidente de Junta Islámica, que representa a los musulmanes españoles (en su mayoría, conversos). La abolición de los minaretes va más allá de la supresión de un motivo arquitectónico; a juicio de Escudero, significa fundamentalmente "vulnerar el principio de libertad religiosa", porque los alminares "no son un requisito para la práctica del Islam, su ausencia no afecta a los creyentes, que pueden rezar igualmente sin ellos".

Lo que preocupa al presidente de Junta Islámica es que la invisibilización vía referéndum de los alminares "fomente la islamofobia y por extensión también el victimismo musulmán". Escudero no cree ajeno el debate suizo, en el que ve "la manipulación de la extrema derecha con fines electoralistas", a otros signos opuestos al Islam en Europa, "como la ley de símbolos religiosos francesa o, en España, la imposibilidad de construir mezquitas en lugares públicos, como en Sevilla o algunos municipios catalanes: proyectos que reúnen todas las condiciones y que sin embargo no pueden llevarse a cabo. Son cuestiones que no favorecen la integración ni la presencia pública de los musulmanes en la vida pública, y eso se produce precisamente en Europa, a la que consideramos un referente de democracia".

Luz Gómez García, profesora de Estudios Árabes e Islámicos en la Universidad Autónoma de Madrid

"Es sintomático del problema de islamofobia que no se ha querido afrontar hasta ahora y que afecta a toda Europa, también a España. Hay líderes de opinión que expresan su racismo con impunidad y un ejemplo de hace tan solo dos semanas es el polémico artículo de opinión de Enrique Lynch sobre el revanchismo de género, que ha suscitado críticas por responsabilizar a las mujeres del maltrato, pero casi nadie ha reparado en dos manifestaciones islamófobas. Lynch se refirió a España como un "país vergonzantemente árabe" y dijo que los maltratadores son "bárbaros islámicos".

Este artículo ha sido elaborado por María Antonia Sánchez-Vallejo, Fernando Peinado y Luis Prados