El Congreso hondureño debatirá el 2 de diciembre si se restituye a Zelaya

La discusión se llevará a cabo después de las elecciones presidenciales del 29 de noviembre

El Congreso Nacional de Honduras se reunirá el 2 de diciembre para decidir si se restituye en el cargo al depuesto gobernante hondureño, Manuel Zelaya. Los diputados, por tanto, resolverán la restitución de Zelaya en su cargo tres días después de las elecciones del 29 de noviembre, que la comunidad internacional amenaza con no reconocer si antes no ha recobrado el poder el gobernante depuesto por el golpe de Estado del 28 de junio.

"Hemos decidido, junto a mis demás compañeros de junta directiva, a partir de hoy oficializar la convocatoria para que el próximo 2 de diciembre se tenga la sesión del pleno para analizar el tema" de Zelaya, ha anunciado el presidente del Legislativo, Alfredo Saavedra a la prensa local.

Más información
Micheletti se retira "temporalmente" del Gobierno

Al Congreso hondureño le corresponde emitir un dictamen sobre si considera o no posible "retrotraer la titularidad del Poder Ejecutivo a su estado previo al 28 de junio hasta la conclusión del actual período gubernamental, el 27 de enero de 2010".

Saavedra, del gobernante Partido Liberal, ha explicado que se decidió convocar la sesión el 2 de diciembre porque ya existe certeza sobre la presentación de los dictámenes que el Parlamento pidió a cuatro instituciones del Estado.

"Ya hemos recibido el informe del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (la semana pasada) y el día de hoy hemos recibido el informe de la Procuraduría General de la República, y hemos sido informados oficiamente de que la próxima semana se entregarán el informe tanto del Ministerio Público como de la Corte Suprema de Justicia", ha dicho.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

El presidente del Legislativo ha dicho que "cada diputado está en la libertad de votar, de razonar, cualquier decisión en función de lo que crea que es más conveniente para Honduras", y ha reafirmano que no se debe "vulnerar" esa "independencia" de los legisladores.

El acuerdo suscrito el 29 de octubre pasado por representantes de Zelaya y del presidente de facto, Roberto Micheletti, dio el mandato al Congreso para decidir sobre la restitución de Zelaya, quien durante el proceso de diálogo propuso que la decisión correspondiera al Legislativo.

El Parlamento hondureño tiene 128 escaños, de los cuales 62 son del Partido Liberal (al que pertenecen Zelaya y Micheletti), 55 del Partido Nacional, cinco de Unificación Democrática (izquierda), cuatro de la Democracia Cristiana y dos del Partido Innovación y Unidad-Socialdemócrata.

Zelaya, por su parte, ha reiterado que no aceptará "ningún acuerdo" sobre su eventual restitución en el cargo, aunque ha dicho que eso no significa que renuncie a retornar a la Presidencia de Honduras, como siempre ha exigido. "A partir de esta fecha, cualquiera que fuera el caso, yo no acepto ningún acuerdo de retorno a la Presidencia", porque sería "encubrir el golpe de Estado", indicó Zelaya en una carta enviada la semana pasada al presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS