Marruecos veta a EL PAÍS por "atentar contra la institución monárquica"

El periódico español reprodujo dos caricaturas, publicadas por 'Le Monde' y un diario marroquí, en las que aparecen miembros de la familia real

El Ministerio de Comunicación de Marruecos vetó, el domingo, la distribución de EL PAÍS del sábado por "atentar contra la institución monárquica". El periódico reprodujo ese día dos caricaturas en las que aparecen el rey Mohamed VI y su primo hermano Moulay Ismael.

La primera viñeta, del dibujante francés Jean Plantu, había sido publicada en portada por Le Monde el jueves pasado y, en consecuencia, su distribución fue prohibida al día siguiente en Marruecos. La segunda viñeta, del dibujante marroquí Khalid Gueddar, fue publicada a finales de septiembre en el diario Akhbar al Yaoum de Casablanca. El Ministerio del Interior reaccionó cerrando ese rotativo mientras la fiscalía procesó a su director y al caricaturista.

Más información

"No tenemos ningún problema con ningún periódico español, pero no permitiremos a EL PAÍS, como tampoco se le permitió a Le Monde, que atente contra la institución monárquica marroquí", declaró el ministro portavoz el Gobierno, Khalid Naciri, a la agencia EFE. "El papel de la prensa no es el de provocar", añadió el ministro. "No se obliga a nadie a enamorarse de este país, pero sí a respetarlo".

La página web de EL PAÍS, en la que habían sido colgadas esas dos caricaturas y una tercera de Jean Plantu, que comparaba a Mohamed VI con el presidente de Túnez, Ben Alí, que acababa de expulsar de su país a una periodista de Le Monde, siguió siendo accesible desde Marruecos.

El veto a EL PAÍS se enmarca en una oleada de represiva que padece la prensa independiente marroquí desde finales de julio. Alí Anouzla, director del diario Al Jarida Al Oula, fue condenadoa un año de cárcel, y una de sus periodistas a tres meses, por haber comentado el comunicado del palacio real, de finales de agosto, en el que se informó que el monarca padecía una infección con rotavirus. No ingresarán en prisión.

El que sí está detrás de los barrotes desde hace diez días es Driss Chatane, director del semanario Al Michaal, condenado a un año por escribir y tratar de proporcionar datos adicionales sobre la infección con rotavirus que obligó al soberano a una convalecencia de cinco días. Otros dos periodistas de esa publicación fueron condenados a tres meses y no entraron en la cárcel.

La FAPE condena el veto de Rabat

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) ha anunciado este lunes mediante un comunicado que "deplora el veto impuesto por el ministerio de Comunicación de Marruecos a la difusión y distribución del diario EL PAÍS". La FAPE ha recordado al Gobierno marroquí que España es un país que disfruta de medios de comunicación libres -cuyo objetivo reside en informar- y ha instado al país vecino a que cambie su "actitud restrictiva" con la prensa. "Consideramos lamentable que el ministerio de Comunicación opten por la censura para prohibir un medio que ha cumplido su responsabilidad de informar y advertimos de que este tipo de actitudes amenazan seriamente el pluralismo informativo de Marruecos", ha asegurado la FAPE, que representa a más de 14.500 periodistas.

Lo más visto en...

Top 50