Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Angustioso rescate en los Andes

El Ejército de Perú se emplea a fondo para salvar a una patrulla cercada por Sendero Luminoso.- Los narcoterroristas derribaron un helicóptero militar

Tras pasar cuatro días cercada por narcoterroristas de Sendero Luminoso, una patrulla del Ejército peruano con varios heridos ha sido rescatada hoy cerca de la localidad de Sinaycocha, ubicada en el distrito de Santo Domingo de Acobamba, en el valle andino de los ríos Apurímac y Ene (VRAE), la zona cocalera más importante y conflictiva del país.

El destacamento militar, de unos 30 efectivos, fue emboscado por los senderistas el pasado 1 de setiembre y no fue hasta hoy que ha podido ser rescatado debido a que los narcoterroristas dominaban las alturas y disparaban a los helicópteros que intentaban aterrizar. El miércoles lograron derribar uno , un MI-17 de fabricación rusa, matando al piloto, el copiloto y el artillero de la aeronave. Otros cinco tripulantes fueron heridos y se sumaron a los tres que ya tenía la patrulla en sus filas.

Tras dos nuevos intentos de salvamento por vía aérea frustrados, un destacamento de 50 hombres logró llegar hasta la zona para apoyar a sus compañeros de armas. Tras asegurar la zona, cinco helicópteros de la base aérea de Jauja, con miembros de las fuerzas especiales de asalto a bordo, salieron al rescate. La tercera fue la vencida y las aeronaves sí regresaron con todos los militares a bordo. Seis heridos fueron inmediatamente embarcados en un avión y enviados a Lima.

Los violentos ataques de los últimos días han obligado al ministro de Defensa, Rafael Rey, a reconocer que es necesario que el Gobierno reformule la estrategia antiterrorista en el VRAE, una zona agreste y montañosa ubicada en la sierra central del país, donde la antigua guerrilla senderista se ha reconvertido en un cartel del narcotráfico. Aunque el Gobierno insiste en calificarlos como remanentes del grupo terrorista, en los últimos tiempos han dado varias demostraciones de fuerza. Sólo en las últimas dos semanas se han registrado cuatro incidentes armados en la zona y hace un mes atacaron una base de la policía en la cercana localidad de San José de Secce, una acción que causó tres policías y dos civiles muertos.

En su presentación ante el Parlamento -que lo convocó de urgencia el jueves para que dé explicaciones sobre la emboscada y el posterior derribo del helicóptero-, Rey admitió deficiencias en la lucha antiterrorista, anunció que se iba "a replantear" y que se acelerará la compra de material para que las Fuerzas Armadas puedan combatir eficazmente en la zona.

Por su parte, el vicepresidente y congresista Luis Giampietri propuso que se declare "zona de combate" toda la región.