Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reino Unido no se retirará de Afganistán

El primer ministro Gordon Brown responde a las críticas de su estrategia en el país asiático, donde han muerto ya más de 200 soldados británicos

El primer ministro británico, Gordon Brown, ha salido hoy a hacer frente a las críticas sobre la estrategia que está desarrollando el Gobierno en Afganistán y por la muerte de más de 200 soldados británicos, 50 de ellos en los últimos cuatro meses. Los ataques a su política en el país asiático están socavando seriamente sus posibilidades de ser reelegido el próximo junio, pero hoy ha insistido en que un Afganistán en paz hará que Reino Unido sea un lugar más seguro.

La oposición conservadora, la prensa y generales retirados han estado criticando duramente a Brown y su estrategia, ya que consideran que pone en riesgo la vida de los efectivos británicos en Afganistán al no equiparlos con helicópteros y vehículos lo suficientemente blindados para sobrevivir a las bombas que los insurgentes talibanes colocan en las carreteras.

Unos 9.000 soldados británicos -el segundo mayor contingente después de EE UU- están desplegados en Afganistán para combatir a los insurgentes talibanes. Pero las últimas encuestas muestran una creciente opinión contraria al conflicto, después de que medio centenar de soldados británicos murieran sólo en los últimos cuatro meses. Una mayor cantidad de víctimas británicas dañaría la imagen de Brown y daría más fuerza a los conservadores, que actualmente encabezan las preferencias electorales.

Pero el primer ministro ha justificado la presencia británica en Afganistán al afirmar que tres cuartos de los ataques terroristas en suelo británico se originan en las áreas montañosas de Afganistán, colindantes con Pakistán. "Cuando la seguridad de nuestro país está en juego, no nos podemos retirar", ha dicho Brown en un discurso realizado en el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos, un think tank de Londres.

"No podemos quedarnos de brazos cruzados y dejar que las gentes de Pakistán y Afganistán luchen contra estos problemas globales por sí solas. Un Reino Unido más seguro requiere de un Afganistán más seguro", ha sentenciado.

Brown ha asegurado que el Gobierno británico da a sus tropas los recursos que necesitan en Afganistán y ha dicho que el gasto por soldado británico en combate en ese país se ha más que doblado desde 2006. Reino Unido tendrá éxito en Afganistán "cuando nuestras tropas regresen a casa porque los afganos están haciendo su trabajo", ha afirmado.